LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo en un rincón de Valencia. Alforins

Si por algo destaca la zona de Alforins además de por sus viñedos es sin duda por el atractivo que tiene su paisaje y la familiaridad de sus bodegas.

Enoturismo | 2017-04-26 12:40:36


El entorno está conformado por un importante número de caminos por los que, el turista puede recorrer kilómetros de senderos naturales en los que entrar en contacto con la naturaleza y con el mundo rural.

En la actualidad la D.O de Valencia tiene un potencial vitícola de 15.023 hectáreas que se distribuyen en diversas comarcas de la provincia compuesta por cuatro subzonas: Al noroeste el Alto Turia, al norte y centro Valentino, en el centro de la provincia, Moscatel de Valencia, y en el sur Clariano.

La subzona de Clariano, al que pertenecen los municipios de la Font de la Figuera, Fontanars dels Alforins y Moixent, está compuesta por 31 municipios más (Adzaneta de Albaida, Agullent, Albaida, Alfarrasí, Aielo de Malferit, Aielo de Rugat, Bélgida, Bellús, Beniatjar, Benicolet, Benigánim, Bocairent, Bufali, Castelló de Rugat, Guadasequies, Llutxent, Montaberner, Montesa, Montichelvo, L'Ollería, Ontinyent, Otos, Palomar, Pinet, La Pobla del Duc, Quatretonda, Rafól de Salem, Sempere, Terrateig y Vallada).

En esta subzona existe dos espacios diferenciados, una más cercana al mar, donde dominan las variedades blancas y entre las tintas domina la tintorera, y otra en el interior, en el triángulo formado por los municipios de La Font de la Figuera, Moixent y Ontinyent, siendo Fontanars dels Aforins su eje; zona dominada por las variedades tintas, entre las que destacan Monastrell, Bobal, Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo.

El espacio vitivinícola que nos ocupa esta siendo en los últimos años un ejemplo por la apuesta por la conservación y revitalización de variedades locales de uva con las que se apuesta por la elaboración de caldos cuidados, con altos índices de calidad que sin duda están recogiendo importantes reconocimiento.

La mayoría de ellas son bodegas familiares con tradición en la producción de vinos, disponen de edificios y espacios de elaboración singulares, algunos de ellos de finales del siglo XVIII. Son por lo general bodegas de corte familiar donde el propietario y su familia se relacionan directamente con todos los procesos de elaboración y venta del producto. El contacto es habitualmente con el propietario, lo que sin duda ofrece un alto valor para el visitante. En este mismo espacio vitivinícola pueden encontrarse además bodegas de elaboración industrial con las tecnologías más avanzadas del mercado lo que permite al visitante disfrutar de diferentes experiencias enoturísticas.

La gastronomía de la zona de Alforins, aunque requiere de acciones de mejora para facilitar su puesta en valor turística también resulta un atractivo que se complementa perfectamente con el vino de la DO de la subzona de Clariano. Dentro de los platos tradicionales se encuentran: la gachamiga (con harina, aceite, agua, cebolla o ajo), y el gazpacho (con torta, carne de caza, pebrella y acompañado por "all i oli"), gazpacho manchego con "pebrella", la paella de carne de caza, “les farinetes”, una sopa de ajos tiernos y las setas de la comarca por su fama de exquisitez.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...