LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo entre pueblos medievales, calados y diseños de vanguardia.

Rioja Alavesa invita una ruta entre un mar de viñas, villas medievales, dólmenes megalíticos, arte, bodegas tradicionales y de vanguardia.

Enoturismo | 2015-08-27 10:17:32


Habitada por unos 12.000 habitantes, este territorio cuenta con 13.500 hectáreas de viñedos y cerca de 400 bodegas donde se elaboran anualmente alrededor de 100 millones de botellas de vino, bajo el control del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

La proximidad entre dichos municipios y los buenos accesos, son la excusa perfecta para perderse entre paisajes increíbles donde conviven mosaicos de viñedos interminables, salpicados de olivos y dólmenes milenarios y majestuosas bodegas centenarias junto a las más arriesgadas y vanguardistas propuestas arquitectónicas del momento. Y todo ello, en perfecta armonía.

En la Rioja Alavesa se puede admirar lo último en técnica y vanguardia en los procesos de elaboración del vino, así como de las bodegas diseñadas por algunos de los arquitectos más afamados. Las principales empresas bodegueras han decidido apostar por la arquitectura del siglo XXI para crear grandes obras de arte que van mucho más allá de la clásica labor de almacenaje y crianza del vino.

Un ejemplo de ello está en bodegas como Baigorri, situadas en la localidad alavesa de Samaniego y obra del arquitecto Iñaki Aspiazu. La mayor parte de sus instalaciones son subterráneas, asomándose únicamente al exterior una gran caja acristalada. Dicha estructura está rodeada por un elegante espejo de agua y ofrece al visitante una espectacular panorámica sobre los campos de viñedos de la zona.

Cabe destacar la bodega de Marqués de Riscal, en Elciego. La antigua bodega es la más antigua de La Rioja, y cuenta con un nuevo edificio diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry que acoge el hotel Marqués de Riscal, un spa, un centro de reuniones y convenciones y un exclusivo restaurante.

Pero para entender el presente hay que realizar un viaje al pasado. La Rioja Alavesa es un viaje al corazón de la tradición vitivinícola. De las bodegas de vanguardia podemos retroceder siglos y visitar los calados. Se trata de cuevas que socavan el suelo de algunos de los pueblos medievales de esta comarca del sur del País Vasco, que linda con La Rioja, y que tradicionalmente han sido utilizadas para albergar bodegas de vinos.

En concreto, en Laguardia se considera que hay más de 300 cuevas o túneles que las unen, las cuales durante mucho tiempo fueron utilizadas como bodegas donde se elaboraba vino. En la visita de Laguardia, se pueden ver bodegas como Casa Primicia, considerada como la bodega más antigua de Rioja Alavesa, la cual ocupa el también edificio civil más antiguo de este pueblo medieval.

El resto de poblaciones de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa-Labastida, Elciego, Oyón, Villabuena, Labraza, Lanciego, Páganos, Elvillar, Baños de Ebro, Lapuebla de Labarca, Moreda, Kripan, Barriobusto, Yekora, Samaniego, Navaridas, Leza, Salinillas de Buradón…..-constituyen también un mosaico irresistible de recursos patrimoniales, cascos históricos, bodegas con personalidad, gentes afables y estampas paisajísticas que inequívocamente sitúan al viajero en una tierra que ha hecho del vino y de todo lo que le rodea su razón de ser.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...