LLAMANOS 34 91 535 89 90

Enoturismo por las tierras de las vendimias más tempranas del hemisferio norte.

El enoturismo en las Islas Canarias es siempre un viaje fascinante. Descubre las tierras donde se realizan las primeras vendimias del hemisferio norte, en la Isla de Lanzarote.

Enoturismo | 2017-09-08 11:04:20


A pesar de la endémica escasez de las lluvias, de la vecindad de la calurosa África, la isla de Lanzarote reúne condiciones para la viticultura, un milagro que se debe en partes iguales al trabajo incansable de los viticultores y a la benéfica acción de los vientos alisios que llevan la humedad del Atlántico sobre su atormentada geografía. Siendo la viticultura de Lanzarote uno de los ejemplos más patentes de esta lucha dramática del hombre y el medio.

Masdache es, sin duda, una de las zonas más emblemáticas de la isla desde el punto de vista de la viticultura. Es un lugar ideal para hacer senderismo, durante casi todo el recorrido, se está acompañado por multitud de parras repletas de hojas verdes con preciosos racimos. En este paseo se pueden ver las diferentes variedades de uvas que estarían listas para la vendimia, una de las más tempranas del Hemisferio Norte.

Además en el paseo, no solo ‘descubrimos’ rincones muy pintorescos de Lanzarote, sino que también contemplamos algunas de las diferentes formas de cultivo de las parras que no hemos visto seguro en otras partes del mundo. Son los característicos muros de piedra, hoyos y zanjas, que se integran perfectamente en el paisaje, formando una estampa única gracias a la labor de nuestros viticultores.

La vendimia de Lanzarote es de las más tempranas del hemisferio norte y se realiza la vendimia se realiza de forma escalonada por las distintas zonas vitícolas de la isla y por variedades. Así, a la Malvasía volcánica la seguirán la Listán Blanco, Listán Negro y Syrah, para continuar con las variedades más tardías, como son la Diego y la Moscatel.

La mayor parte de la cosecha se destina a la elaboración de vinos blancos, ya sean secos, semisecos, semidulces, dulce, vinos de licor, crianzas y espumosos, aunque también haya que destacar no sólo los rosados, sino también sus tintos de gran calidad. Los blancos jóvenes son vinos de color amarillo pajizo, muy aromáticos, destacando la personalidad que les confiere la “Malvasía”.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...