LLAMANOS 34 91 535 89 90

Entrevista al Director General del Pago Otazu, Guillermo Penso.

Entrevistamos en Catadelvino a Guillermo Penso, Director General de la Bodega de Pago Otazu, el cual nos da algunas claves sobre este singular vino de Pago.

Entrevistas | 2017-05-05 14:10:55


Desde 2009 Bodega Otazu es una de las 14 bodegas en España que cuenta con el reconocimiento de calidad de “Vino de Pago”, máxima categoría que puede obtener un viñedo.

La bodega navarra fundada hace algo más de dos décadas en el Señorío homónimo situado dentro de la zona de gran tradición vitivinícola de la Merindad de Pamplona, se ha convertido en los últimos años en un referente internacional en los vinos de calidad, tanto por la excelencia en todos los procesos conducentes a la elaboración del vino como por su privilegiada situación geográfica que determina un terroir singular.

Hoy tenemos el placer de entrevistar en Catadelvino al Director General, Guillermo Penso.

Le agradecemos mucho su presencia en Catadelvino.com para hablarnos del sector del vino, y aportarnos desde su experiencia como Director de uno de los  prestigiosos vinos de pago españoles.. Si no le importa damos paso a la entrevista.

R- Encantado de estar con ustedes.

P- El vino de Pago está considerado como una de las mejores menciones de calidad en España. ¿Es bueno que exista tanta competencia de tantas marcas, referencias, y denominaciones en el mercado?.

La competencia siempre es buena y sana.  Siempre es positivo darle al consumidor opciones  y que puedan contar con propuestas diversas que se ajusten  a diferentes presupuestos y ocasiones. El vino, como lo entendemos en Otazu, es un producto que tiene que expresar de donde viene. Dada la riqueza natural de España es positivo que haya una oferta amplia que busque plasmar esas diferencias.

P.- ¿Con qué tipos de uva se elaboran los vinos del Pago Otazu?

Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Chardonnay.

P- ¿Existe una historia tradicional vitivinícola arraigada a la comarca de la cual nace la necesidad de crear esta denominación de Pago?

La denominación Pago de Otazu nace precisamente para resaltar las particularidades de la región donde elaboramos vino. En Otazu la historia vitivinícola se remonta al siglo XII cuando Otazu era parte del camino de Santiago y los peregrinos gozaban de nuestros vinos. Ya en el siglo XVI tenemos registros en los cuales los reyes de Navarra ya tenían a los vinos producidos en el valle de Otazu como los mejores de la comarca. De las 2.000 hectáreas planadas en la cuenca de Pamplona antes de la filoxera las únicas que existen hoy en día son las 110 ha del Pago de Otazu.

P.- Es un hecho notorio y patente que el tipo de suelo, la geografía y el clima influyen en la calidad de los vinos del Pago. ¿Qué destacarías de la influencia de estos tres factores en los vinos qué producís?

Se puede decir que el tipo de suelo, la geografía y el clima en los vinos de autor, como los de Otazu, definen a los vinos en su totalidad. En la finca contamos con 5 clones por variedad, otros tantos de porta injerto y 14 tipos de suelo. Esto hace que la finca se encuentre dividida en casi 50 microparcelas acotadas, vendimiadas y elaboradas por separado, que aún compartiendo clima, geografía o incluso variedad, producen perfiles de vinos muy diferentes. Además la ubicación geográfica del Pago de Otazu, estando a 13 km en línea recta a la bodega más próxima, es muy distinta a las otras subregiones de Navarra y es por eso que en el mismo pliego de condiciones de Navarra se establecen 5 sub zonas vitivinícolas y además un sitio llamado Otazu.

P.- Para alguien qué no los conoce… ¿Cómo definirías los vinos del Pago Otazu?

Los vinos de pago buscan resaltar lo que para nosotros es el factor más interesante de cualquier vino: su origen. Para el Pago de Otazu el 100% de las uvas proviene del viñedo propio.  Nuestra filosofía es hacer vinos que emocionen. Vinos que sean experiencias que transporten al consumidor al lugar donde esas uvas muchos años antes nacieron.

P. ¿Hay algo que distinga especialmente a los vinos que se producen en este Pago a los vinos de otros Pagos y que pueda influir en el consumidor?

Lo principal que distingue a nuestros vinos es que provienen de una filosofía de excelencia. Otazu es un proyecto familiar, pequeño, de alta gama localizado en un enclave singular. Somos probablemente una de las pocas familias vitivinícolas en el mundo que no querían tener viñedo pero que al comprar la propiedad por el cariño que se tenía a Navarra, descubrimos que era un enclave único para hacer vinos de gran calidad. La escala del proyecto permite hacer los vinos con los mejores y más costosos medios productivos desde deshojados manuales para maximizar la exposición de racimos a la luz del sol y ayudar a su correcta maduración, hasta despalillados manuales que aseguran la máxima selección posible de granos.

P.- A pesar de encontrarnos entre los tres países que más hectolitros de vino produce, España es un país en el que el consumo del vino per capita es considerablemente bajo.

Este problema provoca que en todas las Denominaciones de Origen se sienta la imperiosa necesidad de exportar… ¿Cuánto vino se exporta al extranjero, y qué países son los destinatarios de vuestros vinos?

En nuestro caso el vuelco a la exportación no nace de una falta de consumo en España sino por una convicción de que el vino es un producto global y como tal nuestros consumidores son ciudadanos del mundo. El cliente que pide el vino en restaurante en Paris, lo quiere volver a pedir en Singapur y luego en Montreal. En nuestro caso nuestros tres primeros mercados de exportación son Canada, Estados Unidos y México.

P.- ¿Opina que la cultura del vino fomenta el consumo de vino?

En gran medida. Mientras más se conocen, más se aprecian las cosas y más gustan. Mientras más gustan más provoca conocer.  Es un círculo de refuerzo positivo que nos lleva a enamorarnos con pasión de la experiencia del mundo del vino

 

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...