LLAMANOS 34 91 535 89 90

Entrevista con las bodegas de la D.O de Vinos de Madrid sobre una nueva estrategia para el enoturismo.

Tras la reunión mantenida con los responsables del nuevo proyecto para establecer un enoturismo de 4ª generación, Catadelvino.com tuvo la oportunidad de acercarse a las bodegas, las cuales son las verdaderas protagonistas para sabes qué opinan acerca de innovar en la manera de hacer enoturismo.

Entrevistas | 2015-04-09 11:12:35


El Grupo Dinámico de Enoturismo de la Plataforma Tecnológica del vino, impulsado y coordinado por la consultora MIX Network y con el apoyo también de la Plataforma Tecnológica del Turismo, ThinkTur., está sentando las bases de una nueva forma de organización y colaboración entre grupos selectos de agentes enoturísticos que ofrezcan innovación, nuevas oportunidades y experiencias en el sector. Puede leer el resumen del proyecto en el siguiente enlace.

Para el proyecto, los responsables buscan bodegas especiales, que ofrezcan un extra al visitante, algo que convierta el enoturismo en una experiencia única. De ello hablamos con las responsables de dos bodegas de Madrid que se adaptan a este patrón.

Marina Navarro está al frente de la Bodega Real Cortijo, una pequeña joya que cuenta con la presentación de ser la única bodega de la Corona Real Española, construida en 1782, por ordenanza del Rey Carlos III. La bodega se abre al enoturismo mostrando su lado más cultural. Marina pone su ilusión y su esfuerzo en difundir todo lo que conlleva este lugar tan especial, sabe que la bodega del Real Cortijo ofrece una experiencia única al visitante, en el que el vino se mezcla con la historia y la leyenda.

Por su parte, Eva Rodriguez es la responsable de la bodega Señorío de Val Azul, donde se llevó a cabo la reunión con los responsables del proyecto. La finca donde se ubica la bodega tiene el encanto de acoger a los visitantes en un entorno familiar y un paisaje único. En Val Azul el tiempo se detiene, Eva hace lo posible para que quien llegue a su finca se deje llevar, muestra pasión por su trabajo y lo transmite. En Val Azul que puede disfrutar del vino dando un agradable paseo entre viñedos y aprender sobre el esfuerzo y creatividad que exige hacer un vino de calidad.

Finca Señorío de Val Azul. Fotografía: Ruth Simón Fermosell.

Marina, Eva, muchas gracia por estar con nosotros, nos importa mucho vuestra visión sobre a donde, ya que sois un ejemplo claro de hacia dónde se dirige el enoturismo y el trabajo y la ilusión que hay detrás de regentar y presentar lugares tan especiales, donde el vino es a su vez cultura y tradición.

Si os parece bien comenzamos la breve entrevista.

Eva: gracias a vosotros

Marina: encantada de estar con vosotros.

P. Está cada vez más claro que el enoturismo en una gran oportunidad para el sector, ¿Contáis con algún tipo de plan de desarrollo de enoturismo en la bodega?, ¿habéis desarrollado ya actividades enoturísticas?.

Eva. En Val Azul estamos convencidos del negocio del enoturismo y tenemos un plan de desarrollo en el que pretendemos hacer una serie de actividades diferentes y con un encanto especial, relacionando el vino con la música, actividades en la vendimia, catas  etc etc donde estudiaremos el impacto que tiene para determinar el posterior desarrollo en el enoturismo.

Marina. Me alegro que me hagas esta pregunta; estamos cada vez más convencidos que el enoturismo será una parte tan importante o incluso más que la venta de vino en nuestro negocio. Desde hace varios años llevamos apostando cada vez más por difundir y ampliar la cantidad de visitas guiadas turísticas con guías profesionales. Tanto en el ámbito cultural como el enológico incluso el pedagógico; ya que a la bodega nos visitan tanto turistas como amantes enológicos como colegios e institutos.

P. ¿Desde el punto de vista de la bodega, cómo veis este cambio de paradigma y de negocio, de la venta de vino al consumidor, a las visitas con experiencias propias en vuestra bodega?.

Eva. Muy positivo. Fidelizamos clientes, la venta es directa, se promociona en redes sociales.

Marina. Este cambio solamente puede ser bueno para la bodega porque cuanto más nos conozcan a nosotros y a nuestro vino más se venderá, más creceremos y esto revertirá en mayor inversión lo que obviamente redundará en mejor calidad de servicio y de producto.

P. En el proyecto se busca incorporar bodegas que tengan algo especial que ofrecer, que encaje con ese turismo de 4ª generación, sin importar el tamaño.¿Cuál es el carácter y el encanto que puede ofrecer la bodega que regentáis en particular?.

Eva. Nuestra bodega tiene la peculiaridad de ser una pequeña bodega con mucho encanto en la que se elabora poco vino de alta calidad. El visitante consigue tener una visión cercana y directa sobre todo el proceso de elaboración y crianza, asi como el viñedo, en un entorno tranquilo y con mucho encanto. Les recibe el enólogo y propietario.

Por otra parte intentamos que las visitas sean diferentes en función del momento del año y que los visitantes participen de alguna manera, por ejemplo vendimieando si es la época, haciendo su propio coupage , etc

Ofrecemos comida en un espacio encantador con las viñas de fondo.

En resumidas cuentas intentamos hacer unas visitas “especiales” acorde con el tipo de vino que elaboramos. Finalmente se encuentra en Chinchon, que es un pueblo muy atractivo para el turismo.

Marina. La Bodega del Real Cortijo de Carlos III es una de aquellas maravillas desconocidas que tiene la inmensa riqueza cultural española. Es la única bodega del mundo que construyó en el mundo un rey para uso y disfrute particular. Una magnífica obra de 1782, digna del gran monarca que fué Carlos III; además de servir para surtir los palacios reales de vino y aceite.y en ella se originó la agricultura moderna española. Tras casi doscientos años de historia siendo propiedad de 5 Reyes Españoles; en 1983 lo clasificaron Monumento Histórico-Artístico hoy en día Bien de Interés Cultural. Y ha sido propuesto el año pasado por el Ayuntamiento de Aranjuez como elemento clave para la petición de ampliación de Paisaje Patrimonio de la Humanidad en la UNESCO.

Nos sentimos orgullosos de mostrar  a todo el mundo el que ha sido clasificado como “el secreto mejor guardado de Madrid”.

Bodega Real Cortijo Carlos III. Fotografía: Archivo Real Cortijo Carlos II.

 

P. El sector bodeguero quizás es un mundo un poco hermético, ¿Qué opináis sobre la propuesta la cooperación?, está claro que la unión hace la fuerza pero ¿están las bodegas preparadas para ello?.

Eva. La propuesta de cooperación me parece un acierto. El público al que nos dirigimos es tan extenso que unirnos para darnos a conocer nos daría un gran impulso a todas las bodegas. Las bodegas están cambiando poco a poco hacia este tipo de negocio pero vamos algo lentos desde mi punto de vista.

Marina. Madrid es un escenario turístico maravilloso pero tradicionalmente no tiene cultura de vino a los ojos de los turistas. Siendo el enoturismo el sector que más aumenta año a año y considerando que solamente el 0,4% del turismo es de este sector debemos apostar mucho por ofrecer un paquete interesante para que se nos considere parte de este pastel y así ayudar a la Comunidad de Madrid a ampliar, mejorar y multiplicar su oferta turística.

P. ¿Habéis recibido apoyo de las instituciones a la promoción de los vinos de la D.O de Madrid?, tours ofrecidos desde la ciudad etc…

Eva. La DO Vinos de Madrid ofrece mucho apoyo en este sentido. La comunidad de Madrid está comenzando a ofrecer apoyo pero lentamente.

Marina. Si, la denominación de origen de Madrid está apostando fuerte por el enoturismo de un tiempo a esta parte, creando una web propia desde la cual nos contactan para hacer visitas y catas. También ha creado Marca Madrid de los productos que se venden en la Comunidad dando así imagen y garantía de calidad, asiste y convoca ferias, encuentros empresariales y turísticos etc…

P. Ambas bodegas habéis mostrado interés por el proyecto de innovación presentado, los responsables. El grueso del proyecto se basa en establecer un plan estratégico que satisfaga las necesidades de una nueva oferta y un enoturismo de 4ª generación. ¿Podría cambiar el proyecto la oportunidad y la apertura a este nuevo mercado para vuestras bodegas?.

Marina. Este tipo de proyectos puede ayudarnos, dándonos a conocer internacionalmente y aportando experiencia y conocimiento conjunto para mejorar nuestra oferta y forma de trabajar. 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...