LLAMANOS 34 91 535 89 90

Envinar la copa. Muchas ventajas.

Los maestros sumilleres recomiendan envinar o mojar los cristales interiores de la copa antes de empezar a servir el caldo. La porción vertida se desechará antes de empezar a llenar realmente la copa.

Cata de Vino | 2015-02-11 12:04:55


Las copas de cata se lavan con agua y jabón inodoro y se aclaran con agua abundante. Después se dejan escurrir boca abajo, a ser posible colgadas y sin guardar en ningún armario. No se secan con paños para no impregnarlas de olores extraños.

Es frecuente envinar las copas antes de catar: envinar es verter una cantidad mínima de vino en la copa cuando acaba de contener otro o viene de un lugar cerrado para que pierda así todos los olores anteriores y sólo tenga el del vino que queremos probar.

Al envinar, removemos el líquido dentro de la copa procurando que se extienda por toda su superficie antes de tirarlo.

Cuanto mejor es un vino más pena da desperdiciarlo, así que no demostréis en este trámite una generosidad mal entendida.

La copa se envina con el mínimo de vino necesario y si es posible ese mismo vino se pasa de copa en copa entre los catadores hasta que todas están envinadas y el último se encarga de tirar el vino utilizado.

Esta técnica se utiliza muy poco en los restaurantes, pero a la hora de disfrutar de un buen vino es más que recomendable, ya que el primer contacto se percibe en nariz, y a la hora de degustarlo ya existe una conexión entre el aroma y el paladar.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...