LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Es lo mismo un vino ecológico que un vino natural?.

Suele llamarse vino natural al obtenido con la mínima intervención posible en todo su proceso, desde el campo hasta su embotellado. Es decir, sus prácticas agroambientales no están reguladas al no haber ni una definición legal ni organismos que lo controlen. Y tampoco aspiran a ello los viticultores que trabajan de este modo.

Producción de Vino | 2015-12-03 10:29:29


Para que un vino pueda considerarse ecológico ha de cumplir los requisitos legales de agricultura ecológica, según se regulan a nivel comunitario. Si por un lado es necesario seguir prácticas verdes en los distintos procesos de producción, desde el cultivo hasta la bodega, por otra parte se requiere el correspondiente certificado oficial o logotipo en la botella.

Así pues los vinos ecológicos nacen en principio con una intención más unida al marketing que resalta que es un vino elaborado con uvas procedentes de la agricultura ecológica, aunque el vino puede haber sido elaborado después con los aditivos o técnicas dentro de los límites legales, en este caso  de la Unión Europea para este tipo de vinos.

El vino natural procede de otro concepto, aunque no hay una definición legal ni organismos que lo certifiquen, ni parece que esa sea la voluntad de los viticultores. Tampoco hay unanimidad en cuanto a la definición del vino natural ni por parte de los críticos ni de los mismos elaboradores, sobre todo en cuanto a lo que se considera un nivel aceptable de intervención. Por el contrario sí existe una cohesión importante dentro de los sectores que defienden la línea menos intervencionista a la hora de cultivar la vid y elaborar el vino, estando representados en asociaciones y en diversos eventos.

En el año 2005 se fundó la Asociación francesa de vinos naturales y en el 2008 la Asociación de Productores de Vinos Naturales de España. Dicha asociación propone estas líneas básicas de actuación como norma para la creación de estos vinos:

Utilizar uvas procedentes de agricultura ecológica vendimiadas a mano.

Fermentación alcohólica sin levaduras comerciales añadidas. Fermentación maloláctica sin añadir bacterias.

No se corrigen los azúcares, la acidez, el color, taninos, nivel de alcohol, etc.

No se clarifica ni se filtra agresivamente o no se filtra en ningún caso.

No se estabiliza empleando sustancias químicas o técnicas enológicas.

No se realiza microoxigenación ni cualquier otro proceso que acelere o simule los procesos naturales.

No se añade anhídrido sulfuroso o se hace en cantidades inapreciables.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...