LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Es necesaria una cultura del vino?.

La cultura del vino es algo que ha acompañado durante siglos el desarrollo de pueblos y civilizaciones, sobre todo en el mediterráneo. Cada vez hay una mayor conciencia gracias también al enoturismo de esa herencia cultural del vino.

Cultura del Vino | 2016-07-12 14:25:19


Un mayor conocimiento cultural da lugar a una nueva visión de los territorios y de los valores patrimoniales. Un ejemplo de esto lo tenemos en el mundo rural. Poco a poco se produce un cambio en la percepción del viajero y del turista, en el que se aprecia  una concienciación por  el medioambiente y los valores naturales así como por la valoración de los entornos rurales como lugares asociados a la tranquilidad, a la buena gastronomía, incluso al aprendizaje de antiguos usos y oficios.

Es esta puesta en valor de las sociedades tradicionales en la que también ha logrado un gran auge la visita a las bodegas y el acercamiento a las regiones vitivinícolas y la producción de vino. Y se produce sobre todo en un viajero con una base intelectual alta, que se abre a enseñanzas y transforma el viaje en una experiencia. Este viajero prueba el vino de las bodegas familiares que se encuentra al paso, pasea entre viñas acompañado de el enólogo para aprender sobre la producción de vino o participa en las fiestas populares de los pueblos como la vendimia o la pisada de la uva.

Así surge un gusto por el llamado enoturismo, cada vez con más adeptos que buscan disfrutar de los valores culturales y naturales, de los festejos y buen vino de las regiones vitivinícolas.

Lo cierto es que la promoción de la cultura del vino y que cada vez más personas tengan conciencia sobre valores paisajísticos, naturales y patrimoniales de las regiones, así como las variedades de vid, los sabores de los distintos vinos según zona de producción etc, hace que aumente este turismo cultural y gastronómico dinamizando económicamente muchos territorios.

Se puede decir que aunque esta visión del mundo rural y de las regiones vitivinícolas ya era apreciada en el pasado por otros viajeros e intelectuales, artistas, pintores etc… el verdadero boom del enoturismo y el turismo rural surge a la vez que el nivel cultural de la población crece.

Por lo tanto está claro que si se decide apoyar el enoturismo y seguir haciendo crecer la economía de estas regiones con lo que conlleva para productores, bodegueros, artesanos etc, el fomentar una cultura del vino es esencial.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...