LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Es rentable el enoturismo para las regiones vitivinícolas y las bodegas?.

Cada vez más expertos y agente de ordenación del territorio defienden el enoturismo como un motor económico para las regiones vitivinícolas, que aumenta visitantes y servicios en bodegas, restaurantes y alojamientos.

Enoturismo | 2015-12-10 17:00:05


El enoturismo es un valor en alza. En un país a la cabeza de Europa como es España en turismo, la gran afluencia de viajeros que se suman a esta nueva modalidad que mezcla tradición, cultura, gastronomía y ocio, bajo un marco de turismo de calidad, no pasa desapercibida para el sector servicios ni para las entidades locales.

Un ejemplo son las llamadas Ciudades del vino, que son nombradas cada año por RECEVIN (Ciudades Europeas del Vino), que es la herramienta con la que cuentan para defender con una sola voz los intereses de las administraciones locales europeas vinculadas económicamente al vino. El número de visitas turísticas al municipio de  Reguengos de Monsaraz, Ciudad Europea del vino 2015, aumenta un 21% hasta el octubre de este año. Este aumento significativo de la participación del turismo  se debe  a la estrategia de promoción turística que la autoridad local está desarrollando en los mercados nacionales e internacionales. Una Ciudad española, Jerez, fue nombrada Ciudad del Vino 2014 con excelentes resultados en el aumento del turismo vitivinícola, aunque es sabido que Jerez no necesita presentación para los amantes del vino.

Las personas que viven una experiencia enoturística satisfactoria, pocas veces olvidan la bodega y sus productos, y se convierten en claros emisores de las marca, consumiendo estos productos donde lo vean y difundiéndolos a sus entornos. La oportunidad de darse a conocer de forma directa, real y a muy bajo coste, hacer marca, por poder convertirse en un negocio en alza, real y eficaz y las ventas directas. Y es que la situación de muchas bodegas algunos años es difícil debido a los excedentes y a los recortes de los precios por la caída de la demanda del mercado interior. Por ello, además de una diversificación de la oferta, el enoturismo contribuye a se una alternativa económica para estas empresas y al parecer está dando resultado. Sobre todo en pequeñas bodegas donde el trato directo con el cliente o pequeñas compras son importantes.

También aportan datos muy positivos los recogidos por las diferentes Rutas del Vino. El club Rutas del Vino en España actualmente integran 25 destinos enoturísticos en el país, entre ellas fórmulas para la captación de nuevos recursos económicos y apoyos institucionales, proyectos para mejorar la competitividad de las Rutas, implantación de un nuevo modelo para el Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, campañas de posicionamiento y promoción, y apoyo a la comercialización del producto turístico.

El número de visitantes registrados en el nuevo informe refleja, en términos absolutos, un aumento del 25,75%  en 2014 (435.020 visitantes más que en el año anterior), lo que supone el mayor incremento porcentual de número de visitantes registrado desde que se empezó a realizar este estudio. Los datos recabados por el informe de 2014 incorporan, además, dos novedades: la contabilización de los visitantes de los museos y centros de interpretación del vino adheridos a las Rutas del Vino de España y los parámetros relativos al precio de la visita estándar y al gasto medio por visitante tanto en las bodegas como en los museos y centros de interpretación del vino.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...