LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Es verdad que todos los vinos mejoran con el tiempo?

Eso afirma el dicho popular, pero es una verdad a medias. Para que un vino mejore con la guarda debe estar hecho para tal fin.

Consejos sobre el Vino | 2014-09-30 18:46:37


Generalmente, aquellos de la base de la pirámide de precios deben ser consumidos no más allá de un año o dos posteriores a la cosecha. Esto se debe a que las tres columnas de un vino son la acidez, el alcohol, y los taninos. Esos elementos deben encontrarse en determinada cantidad y balanceados acorde al tipo de vino para lograr que la bebida tenga un correcto añejamiento, sin desbalancearse.

Los vinos blancos que carecen de contacto con los hollejos (que son los que otorgan los taninos) son alrededor del 95%, ya que la vinificación en blanco se realiza de ese modo, desprovista de maceración con los sólidos, porque sino el producto sería áspero, herbáceo y astringente. Estos vinos al carecer de taninos, no son añejables. Los vinos blancos en general deben ser consumidos cuando cumplan no más allá de los tres años de antigüedad.

En el caso de los tintos, que son los vinos añejables por excelencia, acorde a los rendimientos otorgados por el viñedo, los manejos dados en la bodega, los tipos de cepas, y las marchas climáticas, será el resultado obtenido, lo cual determinará el tiempo de guarda.

De todos modos, el productor suele colocar en las contraetiquetas el periodo de añejamiento que puede soportar la bebida. Recordemos que ellos (los productores) son los principales interesados en que sus vinos se consuman siempre dentro de los óptimos márgenes de calidad. Por lo tanto, la mejor guía será lo que nos indiquen en las botellas.

Entonces, eso de que los vinos mejoran con la guarda, queda sometido a qué tipo de vino se trata, cuanto será ese periodo de añejamiento (ya que no es el mismo para todos), cómo fue realizado, y qué características posee. Si guardamos un tinto o un blanco más de la cuenta, obtendremos un líquido desbalanceado, con aromas desdibujados, que no nos entregará toda su riqueza, en un estado de ajerezamiento, o en el peor de los casos, avinagrado.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...