LLAMANOS 34 91 535 89 90

Espíritu de Vino: El Brandy de Jerez.

El Brandy de Jerez es espíritu de vino, en tanto en cuanto su materia prima es el resultado de la destilación de vino.

Cultura del Vino | 2015-07-02 09:18:58


Como es sabido, la destilación es un proceso absolutamente natural de separación ( por calor y frío) de determinados componentes del vino, que requiere de técnica y buen hacer para lograr la evaporación de las mejores características de los vinos -las que conforman el aroma y gusto de los mismos- pero no otras poco agradables que todos los vinos, en general, contienen.

Es importante destacar que, para la obtención de los destilados de vino que se emplean para el brandy de Jerez, solamente se destilan vinos sanos, limpios, equilibrados y perfectamente aptos para su consumo; y que para obtener un litro de brandy es necesario destilar del orden de tres litros de vino, obteniendo lo mejor de ellos y desechando el resto.

De aquí que se hable del espíritu del vino.

En botas de madera:

La importancia de la madera empelada -previamente envinada con vinos de jerez- es fundamental a en el proceso de envejecimiento del Brandy de Jerez.

Y lo es, no sólo por tratarse de vasijas (llamadas "botas" en Jerez) de madera de roble americano -cuya porosidad y capacidad de cesión es la más adecuada- sino, sobre todo, por el hecho de que, necesaria y obligatoriamente, dichas vasijas hayan debido contener previamente -al menos tres años- alguno de los extraordinarios Vinos de Jerez: vinos finos, manzanillas, olorosos, amontillados, Pedro Ximénez, etc.

Las "botas" más adecuadas deben tener una capacidad de entre 500 y 600 litros, por ser una medida que equilibra al capacidad de cesión de la superficie de madera con el volumen de líquido -por litro- contenido en las mismas.

En este sentido, debe destacarse que las características de cada marca de Brandy de Jerez variarán dependiendo, entre otros factores, del tipo de Vino de Jerez que hayan contenido las vasijas en las que el Brandy de Jerez ha envejecido.

También el factor tiempo es fundamental. Y lo es, por complejidad del sistema de Criaderas y Soleras que hace que cualquier Brandy de Jerez, independientemente de su edad (que debe ser de, al menos, seis meses), contenga componentes con una vejez muy superior a la que resultaría de un proceso de envejecimiento estático, que no fuera fraccionado como es el seguido en el marco de Jerez.

Dicho sistema -complejo y exclusivo sistema de envejecimiento tanto del Vino como del Brandy de Jerez- consiste en un determinado número de botas colocadas en filas superpuestas clasificadas en función de su vejez, denominándose Solera a la fila de botas que está más cerca del suelo y de la que se extrae, periódicamente, una fracción de contenido con destino al embotellado. El volumen extraído de dichas botas se repone con igual cantidad procedente de la fila inmediatamente superior, denominada Primera Criadera. A su vez, el volumen extraído de dicha fila se repone con el Brandy procedente de la Segunda Criadera; y así sucesivamente hasta la última Criadera o escala que es la que incorpora los destilados y aguardientes de vino más jóvenes, recién destilados.

En función del tiempo de envejecimiento del Brandy nos encontramos con los diferentes tipos de Brandy de Jerez.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...