LLAMANOS 34 91 535 89 90

Exitosa noche del vino en Navarra.

Berlín ha sido el hilo conductor de la fiesta que congregaba a mil amantes del vino

Denominaciones | 2015-10-20 13:48:18


Los vinos de las cerca de 40 bodegas que participaban en la octava edición de La Noche del Vino deleitaban los paladares de las mil personas que asistieron al evento centrado en la ciudad de Berlin.

La Sala de Armas de la Ciudadela de Pamplona abría sus puertas el viernes para demostrar que la cultura del vino entre la gente joven es posible. Así, todos disfrutaron de la animación musical a cargo de Cabaret Live, DJ Koldo Balda y la Chit Chat Sex Band con una copa de vino blanco, rosado y tinto de la Denominación de Origen Navarra de bodegas como: Pagos de Araiz, Ochoa, Piedemonte, Macaya, Sarría, Lezaun, San Martín, Inurrieta, Aroa, La Casa de Lúculo, Orvalaiz, Campos de Enanzo, Irache, Olimpia, Nekeas, Azul y Garanza, Gran Feudo, Marco Real, Príncipe de Viana, Armendáriz, Vega del Castillo, Sada, Mañeru, Santo Cristo del Amparo, Máximo Abete, Castillo de Enériz, Valcarlos, Castillo de Monjardín, Beramendi, Alconde, Vinícola Navarra, Quaderna Vía, Malón de Echaide, Pago de Cirsus, Aristu y Valdelares.

Una completa programación artística que se sucedía en las tres plantas del edificio dinamizó el evento con innovadoras propuestas para el público joven con una clara manifestación urbana. En la intimidad de la buhardilla intervino Elisa Arteta con una propuesta de danza experimental que se completaba con la exposición de “Pamplona Jóvenes Artistas 2004” con Agustín Bobo, Xabier Barrios, Javier Arbizu y Alba Armendáriz que combinan disciplinas como la fotografía, la instalación con DVD o bien, la técnica del temple. Mientras tanto, se proyectaban los vídeclips participantes en el certamen Scopifest de Navarra. En la primera planta, la artista Julia Juaniz participaba con su muestra “Alas” e invitaba a los asistentes a pintar películas, colorear negativos junto a ella. Esta exposición convivía con el Berlín más cabaretero de los años 30.

En la planta baja, Javier Balda propuso una instalación audiovisual de gran formato que incluía muros efímeros construidos con materiales distintos en una ambientación de “club underground”. El público podría interactuar enviando pensamientos o imágenes que se fueron proyectando en un muro o escribiéndolos o pintándolos directamente en otra pared.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...