LLAMANOS 34 91 535 89 90

Funciones, fases y elementos del taponado de las botellas de vino.

La siguiente operación que precede al embotellado es el taponado. Dicha operación consiste en la introducción del tapón en el gollete de la botella, de manera que quede cerrado de forma hermética, dejando una cámara de aire entre la superficie de líquido y tapón que permita cubrir las dilataciones del primero.

Cultura del Vino | 2014-07-16 00:06:49


Las funciones que ha de cumplir el taponado son:

• Hermeticidad respecto a líquidos y gases.
• Colocación fácil y mediante sistemas automáticos.
• Fácil apertura.
• Servir de soporte a sellos fiscales e informaciones obligatorias o no.

Las fases de la operación de taponado son:

1. La compresión del tapón. Debe ser la justa en intensidad y tiempo para que el corcho pueda entrar en el cuello de la botella, sin romperse ni perder la capacidad de recuperación.

2. La penetración del tapón. Se realiza mediante un pistón que lo libera de la compresión y lo introduce en el cuello. La carrera del pistón debe regularse perfectamente para que el tapón no quede demasiado fuera, ni demasiado dentro, sino justo en la superficie del gollete.

Para asegurar la hermeticidad del tapón, el corcho debe quedar comprimido a 1/4 del diámetro.

Los tapones de corcho necesitan una preparación previa, por razones higiénicas y por que las propiedades de corcho mejoran al estar húmedo. Para ello se enjuagan con agua o se esterilizan con vapor.

Los elementos que forman parte de la encorchadora son:

• Mordazas de compresión.

• Émbolo o pistón.

• Cono centrador, cuyo perfil se adapta al gollete.

• Sistema de centrado de la botella, que puede ser de estrella o de guías.

• Soporte y muelle de compresión, para adaptarse a diferentes alturas de botellas.

Uno de los principales problemas que plantea el taponado es la sobrepresión, que puede ser producida por:

• Una compresión de aire en el momento de cerrar la botella.

• Por dilatación del líquido al incrementarse la temperatura.

Como consecuencia de esta sobrepresión se produce una fuga de vino, lo que dificultará su conservación posterior y disminuirá su calidad.

Son múltiples factores que intervienen en la aparición de este fenómeno que van desde la calidad y tamaño del corcho, el cuello de la botella, la propia encorchadora a las condiciones particulares de la operación (nivel de llenado, preparación de tapones, temperaturas...)

Para evitar esta sobrepresión el llenado se realiza bajo atmósfera de carbónico. Al sustituir la cámara por CO2 no puede darse la sobrepresión, porque el carbónico es soluble en el vino.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...