LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Has oído hablar de la Malvasía volcánica?.

Aparece con el nombre de malvasía en las DO de Lanzarote, La Palma, Tacoronte-Acentejo y Valle de Güímar; y con el nombre malvasía blanca en la DO Gran Canaria.

Cultura del Vino | 2016-07-06 13:05:22


Presenta el sabor especial característico de malvasía, pero menos marcado. José Esteve Martí afirma que «malvasía canaria, de uva blanca o a lo sumo de un tono dorado ligero, es completamente distinta de la malvasia de Sitges», podría estar mencionando a la malvasía volcánica.

La baya, con forma esférica, es aproximadamente de 16 mm de longitud. Su epidermis es verde-amarilla y de pulpa no coloreada. La separación del pedicelo es algo difícil. La consistencia de la pulpa es blanda, de suculencia muy jugosa y de sabor particular especial.

Se explica la etimología del nombre en la degeneración de Momenvasia (única entrada), la ciudad puerto desde donde partían los barcos con las elaboraciones producidas en las islas griegas. El comercio se impulsa principalmente desde Venecia y posteriormente Génova, motivo que explicaría la italianización del término y su derivación a Malvasía. Las cruzadas justificarían junto con la expansión de los turcos el movimiento de esta variedad hacia el oeste, estableciéndose definitivamente en el Mediterráneo cristiano. Hoy conocemos su cultivo en Lípari, Córcega, Cerdeña, Mallorca y Sitges.

La población de Madeira y la conquista de Canarias explican la incursión de esta variedad en el Atlántico. El cambio del eje comercial, del Mediterráneo al Atlántico, justificó que la etapa vitícola de esplendor en Canarias se mantuviera mientras existían buenas relaciones comerciales con Inglaterra.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...