LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Has oído hablar de los négociants-éleveurs de vino en Francia?

El tipo de propiedad de la tierra tradicional, en la Francia monárquica, caracterizado por la concentración nobiliaria, la heredad secular y la alta jerarquización, dio origen a los négociants-éleveurs (negociantes criadores).

Cultura del Vino | 2014-12-02 17:24:52


Los négociants-éleveurs eran personas que compraban (y compran hasta  nuestro días) el vino a los propietarios terratenientes o comuneros para encargarse de su  crianza, mezcla y expedición en grandes bodegas especializadas, unidades productivas  que por nuestros días gozan de cierto prestigio comercial. Mezcla de intermediarios y  productores, les ha cabido en épocas disímiles roles que van desde la odiosidad popular  hasta la aquiescencia de reyes y señores.

Las etiquetas de “sus” vinos rezan frases como “Mis bouteillies par…” (Con el nombre del negociante criador), lo que se ha traducido en  toda una amplia gama de posibilidades de producción vitícola par aquellos que, en  Francia, llegaron tarde a la repartición del territorio. Por el contrario, si en la etiqueta se  lee: “Mis en boutiellie au domaine”, “Mise de la propriété”, o “Mis en boutiellie par la  propriétaire”, quiere decir que el vino ha sido producido y embotellado por el mismo  terratenientes o comunero.

Cabe señalar que en la actualidad, nada menos que a mayor parte del vino francés pasa por las manos de estos négociants, personajes vinculados a la vitivinicultura francesa desde hace siglos, primordiales en la cadena productiva y miembros de verdaderas  dinastías vinculadas al vino, con una multiplicidad de historietas que los emparentan, enfrentan, segregan, yuxtaponen y hasta superponen a la nobleza local de tal o cual  pueblo o región, o bien los vinculan con la más acendradas tradiciones en la administración provincial de Francia.

Odiados muchas veces, pero necesarios; envilecidos en la literatura pero enaltecidos en la industria, su historia yace indisolublemente  arraigada en la forma en que los franceses han consolidado casi hasta lo pétreo su forma  de hacer vinos. Tan particular, compleja y admirada.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...