LLAMANOS 34 91 535 89 90

Importancia del terroir y las calificaciones de origen para el vino de calidad.

El concepto de Terroir como locus privilegiado para el cultivo de la vid data de muy antiguo e intentaba delimitar los suelos y climas que daban los mejores vinos.

Producción de Vino | 2016-03-07 11:22:47


La zonificación de áreas geográficas en la viticultura siempre ha estado muy presente para fijar condiciones ideales para las variedades. Hoy hay una búsqueda de aquellos vinos capaces de generar más antocianos, más taninos dulces y más aromas en una variedad o cultivar determinado.

Hace ya años dentro del concepto de búsqueda de la calidad en el sector agroalimentario y pensando sobre todo en las IGP, las DOP, etc. Se forman las AOC o DO en muchos productos entre ellos el vino y para definir esta calidad se acuñó el término terroir que incluye los conceptos:

- Cultivar empleado (patrón y clon)

- Prácticas de cultivo

- Clima

- Suelo, origen y génesis geológica

- Topografía (exposición, iluminación, inclinación, etc.)

Para producir un vino de calidad debe existir una integración entre todos estos factores pero es imprescindible que la variedad o cultivar se adapte a las condiciones físicas, químicas y biológicas de un suelo concreto.

Suelos infestados por Xiphinema, Meloidogyne, Rosellinia, Armillaria, Phaemoniella, Spheracremonium, Botryosphaeria, nunca son deseables para la plantación de viñas que no progresarán adecuadamente, pero además el material vegetal debe estar libre de virosis insidiosas, de bacteriosis, de micoplasmas y de un elevado número de hongos de la madera Eutypa , Phaemoniella stereum, Phomes, etc y además tener su ciclo adaptado a las condiciones climáticas del lugar, es decir tener una ecofisiología varietal acorde con el entorno.

Las Denominaciones de Origen tienen muy encuenta estos factores para la producción de un vino de calidad. Así, buscando esa calidad vinculada al terroir, en 1700 se delimitó (zonificó) la mejor zona para la producción del Tokay en 1716 se delimitó la zona productora del Chianti, en 1755 se delimitó la zona productora del Porto, en 1820 se habló de buen y mal lugar para el cultivo de la vid en España (Carbonell), en 1855 se delimitaron las mejores zonas productoras de los Burdeos y a continuación comenzaron a delimitarse muchas de las zonas vitícolas que generaron las actuales Denominaciones de Origen Españolas.

La zonificación para cada tipo de uva y vino es fundamental para explorar toda la calidad, algo en lo que la viticultura se ve inmersa en los últimos años.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...