LLAMANOS 34 91 535 89 90

Capítulo XXI: La influencia del clima en el viñedo.

Baco el Dios del vino nos habla de la influencia del clima en el viñedo. De las cuatro variables climatológicas principales, que definen el clima de una región, y que afectan a los cultivos son: la temperatura, la humedad relativa, la irradiación solar y la pluviometría.

Cursocatadelvino.com | 2016-12-09 14:47:29


Vincerooooooot.....vinceeeeeeeeeerooooooooooo!! Uy!! Hola amigos! ¿Cómo estáis? ¿En forma? Me alegro! Gracias por estar un día más ahí. Me estoy volviendo adicto a vuestra compañía.

Hoy me siento fenomenal…el clima que se respira en esta casa es ideal. Hace que me desarrolle en mi plenitud. La verdad es que estoy muy a gusto con mis amos Rosa y Antonio…

¿Sabéis lo que ha hecho mi amo Antonio esta mañana? ¿No? Lógico que no lo sepáis jejeje!

Pues con copa de un buen vinazo en mano, ha estado viendo una Opera de Pavarotti… ¡impresionante!. El aria del acto final de Turandot me encanta…se llama Nessun dorma (que significa “Que nadie duerma) … ¿La conocéis? Ahora que estoy sólo en casa... llevo todo el día cantándola...

Tenéis que saber que la música marida con el vino. Haced la prueba… bien sabéis que la vista, el olfato y el gusto se utiliza para la cata del vino…pero el oído también sirve para disfrutar de la cata. Bueno…depende de qué música…claro…el chunda…chunda ese…no…

Bueno... a lo que iba... como os contaba antes.... soy un privilegiado,…en esta casa se respira un formidable clima. Mismo clima también se respiraba en el viñedo en el que me crie… ¿Sabéis que existe un patrón general en cuanto a clima y suelo para el cultivo de la vid?

Las vides gozamos de una amplia tolerancia para las diversas condiciones climáticas.  En mi caso, cuando yo era vid, el clima que me resultaba más adecuado era el clima templado, luminoso, es decir, de escasa o media nubosidad, más bien seco, de verano largo y de invierno no excesivamente riguroso.

A pesar de que éste es el clima más adecuado para las vides…he de confesaros que las vides somos capaces de vegetar bien y dar buenos frutos tanto en climas de tipo mediterráneo como en climas de verano corto e invierno largo y riguroso.

Las vides somos capaces de cultivarnos con éxito en climas tan secos como los de algunas localidades donde cuentan con poca lluvia anual como en climas atlánticos de intensa precipitación pluvial.

Bueno… He de deciros que es un honor para mí estar un día más con tooodosss vosotros para hablar del vino, y fomentar la cultura del vino. ¿Quién mejor para ello que vuestro músico sumiller el Dios Baco…?

Hoy os voy a hacer una breve introducción sobre como el clima influye en la vid y por consecuencia en el vino.

De las cuatro variables climatológicas principales, que definen el clima de una región, y que afectan a los cultivos son: la temperatura, la humedad relativa, la irradiación solar y la pluviometría. De estas cuatro, ell hombre solo puede intervenir aumentando la pluviometría por medio de métodos de regadío.

Una pequeña variación en el clima de una determinada zona puede producir vinos muy diferentes de otros, que se crían muy cerca de allí. De hecho, existen microclimas dentro de regiones vinícolas concretas, que conceden mostos mucho mejores que los que se producen en el mismo área. Po supuesto no toda esta variación en la producción del vino es debido al clima, sino al concepto de terroir, es decir, la combinación de suelo, clima y orografía.

Para el caso de España, de forma fundamental, hasta el punto que marca el estilo de la región,  las comarcas españolas más frías y lluviosas, como Galicia y el norte cantábrico, se caracterizan por dar vinos de elevada acidez y baja graduación alcohólica, de manera que resultan afrutados y frescos, florales y refrescantes, aunque tienen el inconveniente de que en los años con escasez de sol pueden llegar a tener una acidez agresiva.

Mientras, en regiones más secas y calurosas, como el Levante español, los vinos poseen una fruta madura y una elevada graduación natural, que puede alanzar los 16º, en detrimento de su acidez; por ello, son vinos de corta vida y en los años de calores extremos su paladar recuerda a la mermelada, debido a su densidad y sabores de fruta en exceso madura. Y esto explica que sean vinos pesados de beber por su falta de frescor.

También hay condiciones climáticas que pueden hacer mucho daño a las vides, tanto  por  los  daños  que directamente ocasionan en el viñedo como por el hecho de favorecer posteriores ataques de parásitos.

Entre estos accidentes climáticos destaca el granizo, que, aunque puede presentarse en cualquier momento del año, se registra principalmente en primavera y verano. En los primeros estados vegetativos, es que  provoca desde roturas en hojas, brotes e inflorescencias, hasta defoliaciones completas de la cepa y destrucción total de inflorescencias. A partir del cuajado, estos efectos cobran aún mayor importancia, ya que pueden producirse roturas y arranque de pámpanos, daños directos en fruto, pérdida de racimos, y apertura de heridas en pámpanos, sarmientos o racimos que facilitan la entrada de parásitos, con consecuencias que afectan tanto a la cantidad y calidad de la cosecha como a la propia longevidad de la cepa.

También las heladas a destiempo son muy malas para las vides. Pueden aparecer en varias épocas al año. Las heladas otoñales, si la temperatura baja a -2 ó -3 °C, las hojas se desecan parcialmente, pero los racimos permanecen intactos. Cuando la temperatura disminuye más de -6 °C, no sólo se produce el secado de las hojas sino que, en caso de que las uvas estén maduras se produce la pérdida de agua de éstas por alteración de las membranas, aumentando la concentración de azúcares, solamente sirviendo éste para vinos licorosos. Si, por el contrario, las uvas están maduras en forma incompleta al momento de la helada, se produce un color tinte rojizo en estas alterándose el sabor de los vinos elaborados.

Pues…este ha sido el tema de hoy amigos. Esta información la tenéis de forma dispersa en los Temas 1, 2, 5 y 6 del Cursocatadelvino.com del que como bien sabéis soy profesor….

Qué sepáis que la música es una de las mejores medicinas del hombre. Cuando un día estéis tristes en casa…poneros el Nessun Dorma de Pavarotti y una copa de vino y vuestros pesares se acabaran en los 3 minutos 36 segundos que dura esta aria de Puccini.

Ah…una cosa más… que quiero recordaros…antes de despedirme… no olvidéis suscribiros a mi grupo de Facebook de "Baco el Dios del Vino" y por supuesto a mi canal de Youtube de Catadelvino.com para que estéis puntualmente informados de mis nuevos videos! Besos y abrazos para todos. Repartidlos que son gratis.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...