LLAMANOS 34 91 535 89 90

Joyas Vitivinícolas. Gandesa y la Garnacha Blanca.

Gandesa es la capital de la Terra Alta, comarca situada en el norte de las montañas del Macizo de los Ports, la cual configura un magnífico altiplano de donde sobresalen las sierras de Pàndols y de Cavalls, zonas llenas de historia y de tradición vitivinícola.

Enoturismo | 2015-10-13 11:30:17


Gandesa es Capital de la zona vitivinícola de la Terra Alta. Una zona con gran tradición. La comarca está rodeada por el río Ebro y sus afluentes el Matarraña y el Algares y abierta al Mediterráneo. Se trata de una zona eminentemente mediterránea, en la que la triple simbología del trigo, el olivo y la viña se manifiestan con todo su esplendor. La comarca en general y Gandesa en particular disfrutan de una situación singular y privilegiada para el cultivo de la vid.

Entre las variedades que quiere impulsar actualmente el Consejo Regulador está la garnacha blanca. De esta variedad está perfectamente documentada su presencia en el año 1647, cuando la trajo un soldado francés y le dio unos sarmientos a mosén Onofre Català, cronista de Gandesa. Tiene un peso histórico importante y ha sido capaz de satisfacer los gustos cambiantes de la sociedad desde el siglo XVII: de los vinos brisados, rancios, dulces, hasta otros más refinados. Una tercera parte de la superficie mundial de garnacha blanca está plantada en la Terra Alta y esto otorga a la zona un carácter difícil de encontrar en otro lugar. Y en condiciones de añadas difíciles, la garnacha blanca siempre responde.

Las uvas de vino blancas garnacha blanca es una  variedad que produce vinos alcohólicos, con acidez media alta y ricos en extracto. Cultivada en zonas frescas mejora la acidez de sus vinos. Los contenidos de potasio y ácido málico en vino se consideran bajos.

Los vinos de Garnacha blanca son de color amarillo-verdoso, y poseen aromas de intensidad media, con notas florales, afrutadas y herbáceas. En boca son ligeros, ácidos y con persistencia media.

Presenta un alto contenido de oxidasas que aconseja una esmerada elaboración para evitar oxidaciones precoces. Sus vinos pueden participar en mezclas con otras variedades blancas, o bien se utilizan en la elaboración de vinos monovarietales.

Asimismo, se emplea para producir vinos dulces naturales y vinos rancios de color dorado, grasos ya amplios, que se consumen como vinos de postre.

El predominio de las variedades de uva tradicionales es la otra característica relevante de la viticultura en la DOTA y es a través de las garnachas en el punto que se hace evidente este hecho. La Garnacha blanca, la Garnacha negra y la Garnacha peluda son las variedades de uva predominantes. Juntamente con el Macabeo, la Parellada y el Samsó suman tres cuartas partes de la superficie de conreo. En respeto al resto de variedades de uva clasificadas en la DOTA, en carácter general, las características del terruño hacen que sean de época de maduración mediana y tardía las que permiten desarrollar la viticultura característica de la zona de producción.

Fruto de estas interacciones con el terruño y la cultura vitícola, en la mayoría de las cosechas, la práctica de la viticultura en la DOTA es amiga del entorno y la vendimia se caracteriza por presentar un estado fitosanitario óptimo, una uva madura y un gran valor enológico para la elaboración de los vinos protegidos.

En Gandesa se ubica el Celler Cooperatiu de Gandesa es uno de los edificios modernistas más emblemáticos de la Terra Alta. fue construido por César Martinell en el año 1919 ,fue también el arquitecto que diseñó el Celler Cooperatiu del Pinell de Brai, el pueblo vecino . El cuerpo principal del edificio consta de tres naves rectangulares y paralelas. La cubierta utiliza los elementos más definitorios de la arquitectura de las bodegas modernistas: el ladrillo y la bóveda catalana. En la tienda de la bodega se comercializan vinos con Denominación de Origen Terra Alta y aceite de oliva virgen extra de la comarca.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...