LLAMANOS 34 91 535 89 90

Joyas vitivinícolas: La comarca alemana de Mosela.

Entre angostos meandros, se encuentra la comarca de Mosela. Enoturismo a través de un paisaje cultural en el que ya los romanos cultivaban vino hace 2000 años.

Enoturismo | 2015-10-23 12:55:45


El valle del Mosela es una región en el noreste de Francia, suroeste de Alemania y este de Luxemburgo, cuyo centro es el valle formado por el río Mosela. El Mosela discurre por las fronteras de estos tres países y baña un cuarto país, Bélgica.

La comarca vitivinícola de Mosela es la más antigua de Alemania y la más grande de las zonas compuestas por laderas en pendiente. Las laderas y terrazas en pendiente, orientadas hacia el sur o el suroeste, ofrecen un excelente microclima a las cepas y a otras plantas y animales exóticos.

El Mosela y sus afluentes se han enterrado profundamente en los montes de esquisto del Rin y, por consiguiente, han generado las condiciones geológicas y climáticas necesarias para el cultivo del vino. Gracias a la situación protegida del valle, este área es una de las zonas climáticas más cálidas de Alemania, ya que el almacenamiento de calor que realizan los ríos impide la formación de heladas. Unos inviernos moderados y unos veranos agradables son la norma general. La temperatura media anual se encuentra entre los 9,1 y los 10,5º C, las precipitaciones anuales rondan los 800 mm de media. La duración media anual de sol es de 1370 horas.

Gracias a este microclima, los elegantes vinos minerales Riesling que crecen en las laderas del Mosela, del Sarre y del Ruwer, se cuentan entre los mejores vinos blancos del mundo.

Los actuales viñedos eran anteriormente suelos marinos, playas y marismas; los sedimentos de antiguos océanos se desplegaron y erosionaron a lo largo de millones de años hasta transformarse en montes. Las laderas en pendiente del Sarre, Ruwer y Mosela Medio están compuestas de esquisto del periodo Devónico (hace más de 400 millones de años). En el Mosela Bajo, entre Zell y Coblenza, hay piedra arenisca cuárzica y calcárea con esquisto. El Mosela Alto pertenece a la Cuenca Parisina. Allí las cepas crecen sobre dolomía, con suelos de Muschelkalk, Keuper y marga. Una particularidad es la unidad litoestatigráfica Rotliegend que existe en Ürzig/Mosela Medio, una capa de arenisca roja de origen volcánico.

El Mosela ha desarrollado una fuerte industria turística alrededor de su reputación como un lugar idílico rural. El sector turístico es destacado en las partes alemana y luxemburguesa del Mosela y esto es incrementado por la calidad del vino.

En el Mosela, los aficionados al vino disponen de miles de vinos diferentes para elegir. 5000 explotaciones vitivinícolas administran las cepas de 524 viñedos individuales. En ningún otro sitio es posible elegir entre tantos vinos individuales, cada uno de ellos marcados por su viticultor. Unas 2000 fincas de viticultura embotellan sus propios vinos y los ponen a la venta en su misma propiedad.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...