LLAMANOS 34 91 535 89 90

Joyas vitivinícolas: La región de Baja Austria.

La región de Baja Austria se encuentra en el nordeste de Austria y está considerada la región productora de los vinos de mayor calidad del país (Originaltext).

Enoturismo | 2015-09-04 09:28:22


El sabor único y la gran variedad de vinos tintos y blancos de alta calidad, con sus respectivas versiones regionales, un innumerable número de explotaciones vinícolas –llamadas «Heurige»–, rutas del vino en sus ciudades, deliciosas especialidades culinarias y una cultura que se remonta a varios miles de años atrás–todo eso es la Baja Austria.

La superficie de cultivo tiene más o menos una extensión de 27.000 hectáreas e incluye ocho regiones vinícolas: al oeste se encuentra Wachau, a continuación podemos descubrir los valles de los ríos Krems, Traisen y Kamp para luego encontrarnos, sucesivamente, el Wagram, el paisaje alrededor de Klosterneuburg, la regiónde Las Termas y el Weinviertel, que se extiende hasta la región de Carnuntum por el este.

El hecho de disponer de tres áreas climáticas distintas junto a unos suelos fértiles y su ubicación a lo largo del Danubio –o sea, cerca el lago Neusiedlersee–proporcionan las condiciones ideales para el cultivo de los distintos tipos de vinos. Los vinicultores de la región han sabido aprovecharse de ello desde hace ya mucho tiempo. Alrededor del vino, que se está bene­ciando de la simbiosis entre la tradición secular y la técnica más moderna, se han desarrollado ciertas tradiciones culturales y culinarias. Así, por ejemplo, hay un gran número de estas en la Baja Austria que tienen relación con el vino que se celebran en un escenario plagado de castillos y palacios.

La variedad paisajística de la Baja Austria se refleja en la amplia gama de vinos excelentes: entre los vinos blancos, que representan un 75 % de la producción anual, destaca sobre todo el Grüner Veltliner como tipo principal. Sus características son un aroma ­no y afrutado, un sabor a pimienta, su agradable acidez y su frescura. Además, tiene fama mundial el Riesling, que se puede describir como un vino elegante con un aroma a pepita y a fruta con hueso. Por lo demás, se cultivan con éxito otros muchos tipos de vino blanco, como por ejemplo el Rotgipfeer, el Zierfandler, el Traminer, el Chardonnay, el Müller Thurgau. Varios de estos vinos blancos son conocidos por su delicadeza elegante y a la vez refrescante, por su matiz mineral y por su sabor afrutado.

Entre los vinos tintos destaca el Zweigelt como la variedad principal de uva, dedicándonse la región de Carnuntum plenamente al Blauer Zweigelt mientras que en la región de Las Termas se apuesta más por el St. Laurent. Por lo que respecta a los vinos tintos, la Baja Austria ofrece una selección excelente: Blauburger, Blauer Burgunder, Blauer Portugieser, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon y Merlot son las clases más importantes.

No podemos olvidar las especialidades regionales, como vinos espumosos, vinos jóvenes y vinos dulces de calidad bajo la denominación Spätlese (cosecha tardía), Auslese (selección de uvas), Ausbruch (vino de uvas selectas), Trockenbeerenauslese (vino muy dulce a base de uvas seleccionadas) o Eiswein (vino dulce hecho con uvas congeladas).

Además de la cultura vinícola, la Baja Austria ofrece un gran número de tesoros culturales. Hay regiones termales, castillos históricos, monasterios y conventos barrocos, museos, arquitectura y caminos pintorescos. La riqueza cultural de la región es prácticamente insuperable.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...