LLAMANOS 34 91 535 89 90

Joyas vitivinícolas. Los altos viñedos de Boyacá.

Cuenta este país tropical con una joya vitícola inusual, una viña cultivada a 2600 m de altitud que, además, produce unos vinos calificados de excelentes.

Vinos del Mundo | 2015-09-24 16:24:17


El cultivo de la vid se extendió tardíamente, ya entrado el siglo XX, a pesar de haber llegado también con la invasión europea de principios del XVI. Un clima poco favorable y las dificultades para manetenr viñedos estables convirtieron Colombia en un país importador hasta la primera década del siglo pasado. Compraba vinos y licores, particularmente a España, y las clases más bajas seguían preparando su chicha. Actualmente, toda la producción nacional, de más de 20 millones de litros, se consume internamente, y además importa vinos chilenos y argentinos. No así europeos, ya que la entrada de productos de países no integrantes del ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración) se prohibió en 1984.

La inestabilidad política, las guerras civiles y el narcotráfico impiden el desarrollo de la economía local. No obstante, se mantienen más o menos estables tres regiones productoras: el valle del río Cauca, Santa Marta (una segunda al norte del país) y Bocayá y Tolima, donde la isabella crece con cosmopolitas como la moscatel, pinot noir, Pedro Ximénez y riesling.

Una de las características más peculiares es la altitud de los viñedos. En la región de Boyacá en el centro este del país hay actualmente tres viñedos, que han logrado alcanzar reconocimiento en el ámbito nacional e internacional.

Se trata de la Vinícola Tierra Prometida, ubicada en Villa de Leiva, que elabora vinos blancos semidulces, semisecos y secos, y tintos semidulces y secos; el Viñedo Ain Karim, localizado en Sutamarchán, donde se elaboran vinos secos tintos y blancos; y el más antiguo y reconocido en el ambiente internacional, el Viñedo y Cava Loma de Puntalarga, ubicado en Nobsa. Allí se elaboran vinos blancos, rosados y tintos de calidad superior.

Este último viñedo, de propiedad de Marco Quijano Rico, donde se producen los vinos Marqués de Puntalarga , tiene una tradición de más de 20 años en la producción de vinos y la investigación vitivinícola. Es una gran ejemplo de cómo puede funcionar un viñedo tropical, pero a gran altura. Las uvas conseguidas tienen calidad, lo mismo que sus vinos. Las razones se pueden resumir en "la compensación agroclimática de la baja latitud, por medio de la altitud". Estamos entre 2.400 y 2.700 metros de altitud, en la región del alto al medio río  Chicamocha. Las condiciones climáticas térmicas anuales en esa altitud, son equivalentes a las de la región de Alsacia, en un otoño extraordinario. Diríamos que se localiza el viñedo en un “trópico frío y alto”.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...