LLAMANOS 34 91 535 89 90

Joyas vitivinícolas: Massandra, la bodega de los zares.

En 1894, el zar Nicolás II decidió construirse su propia bodega: Massandra. El propio Zar nombró al príncipe Lev Sergervich Golitzin responsable de la producción de sus vinos, con objeto de conseguir la más alta calidad posible.

Cultura del Vino | 2015-09-21 16:46:51


La construcción se inició en 1894 en un pequeño lugar llamado Massandra de la región de Yalta. La bodega de Massandra era pues la bodega encargada de suministrar vinos al palacio de Livadia, residencia de verano de los Zares de Rusia en Crimea. No se trataba de una bodega de elaboración, sino de embotellado, crianza y almacenaje, ya que el vino se elaboraba en unas 25 bodegas situadas en los alrededores.

La bodega principal, construida en 1897, tiene siete túneles. La longitud de cada uno de ellos es de 150 metros y anchura es de 5 metros. Túneles se abren en abanico desde la galería central. En ellos siempre se mantiene una temperatura constante de 10-12 ° C, que es la óptima para la fermentación del vino.

Además de producir vinos 'locales', tanto tranquilos blancos y tintos como espumosos, también se imitaba el estilo de grandes vinos dulces y fortificados del mundo, al descubrir el potencial de la zona para dichas elaboraciones.

Tras la revolución rusa, durante la cual las entradas a los túneles que componían la bodega fueron sellados y camuflados de manera que pasaran desapercibidos, fue redescubierta por las tropas de Stalin, quien, impresionado por la calidad de los vinos allí almacenados, decidió no sólo no destruirlos, sino aumentar la colección con botellas provenientes de los palacios de los zares en Moscú y San Petersburgo, y continuar la producción que ha seguido hasta nuestros días. También Las botellas fueron evacuadas y numeradas tras la Segunda Guerra Mundial y escondidas para que no fueran destruidas por los nazis.

Hoy la bodega Massandra contiene alguno de los vinos más caros que existen. La colección de vinos de Massandra (alrededor de un millón de botellas) y, es la más grande del mundo y está incluida en el Libro Guinness de los récords. Con el desmantelamiento de la antigua URSS se comenzaron a subastar algunos de los vinos allí almacenados. En 2001, un vino vendido en Sotheby's de Londres alcanzó la cifra 43.500 dólares.

En los sótanos de la misma "Massandra" se guardan más de 400 botellas de coleccionista del vino de marca. El más antiguo de ellos se considera española de Jerez de la Frontera, año 1775.

Precisamente la bodega ha vuelto a saltar a los medios de comunicación tras el incidente provocado por la visita de Putin y Berlusconi. Al parecer, la directora de la bodega, Yanina Pavlenko, descorchó una botella de Jerez de 250 años de antigüedad para una degustación de los presidentes. Precisamente del Jerez de la cosecha de 1775  de la que solo quedaban cinco botellas y fueron traídas de España por el propio fundador de Massandra, el conde Mijaíl Vorontsov.

Fiscales ucranianos han declarado que presentarán una acusación contra la directora de la bodega por formar parte la botella del patrimonio de Ucrania y ser de propiedad estatal.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...