LLAMANOS 34 91 535 89 90

La adaptación del viñedo en la D.O Cigales.

Las variedades de uva que se incluyen en el área de la D.O.P. Cigales se han ido reduciendo a las que actualmente están permitidas debido a una selección natural, teniendo en cuenta su adaptación al suelo y al clima, característicos de la comarca.

Denominaciones | 2016-09-14 13:40:39


Desde  sus orígenes,  la  comarca  vitivinícola  estaba compuesta por  cientos de variedades que se distribuían anárquicamente  por las parcelas, esta singularidad repercutió en la elaboración de vinos rosados con una mezcla de variedades. En los últimos 50 años, tanto viticultores  como  elaboradores  han  realizado  una  ordenación  de  las parcelas distribuyendo las diferentes variedades en parcelas distintas.

Desde el año 1986 comenzó una paulatina reestructuración del viñedo. Antes de  la  aplicación del  plan,  los  viñedos  poseían  unas  variedades,  portainjertos,  marcos de plantación y tipos de formación que en muchos casos dificultaba su cultivo, por eso fue necesaria su reestructuración.

Después de  esta  aplicación, las variedades se  han  adaptado tanto a las exigencias   del Consejo Regulador como del  mercado. Los marcos de plantación y los  sistemas de conducción han  mejorado  su  mecanización.  Las  parcelas  de  viñedo  han  aumentado su superficie  al  concentrarse  varias  parcelas en una. 

Los  7.000  kilos por  hectárea (49  hectolitros  por  hectárea) de  rendimiento  de  producción máximo  para  todas  las  variedades tintas  y  los 9.000 kilos por hectárea  (63  hectolitros por  hectárea) de  rendimiento  de  producción  máximo  para  todas  las  variedades  blancas de  la  D.O.P.  se  debe  a  la  experiencia  contrastada de los últimos 40 años.  

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...