LLAMANOS 34 91 535 89 90

La biodiversidad en la viticultura. La ventaja de recuperar las uvas autóctonas.

Hacer frente al reto de potenciar la biodiversidad en las fincas, por los beneficios agronómicos que conlleva, incluye la necesidad de preservar las variedades autóctonas de viñedo, recuperándolas en numerosos casos de la extinción.

Cultura del Vino | 2017-06-01 12:16:19


El incremento de la pérdida de viñedos viejos en las zonas vitícolas más tradicionales del mundo, que están siendo reemplazados por las nuevas plantaciones, supone un elevado riesgo de desaparición para todas aquellas variedades minoritarias que todavía sobreviven en dichos viñedos.

Cada vez es más evidente que esta agrodiversidad es una de las herramientas más poderosas con las que cuentan los agricultores para responder a situaciones climatológicas adversas, plagas o enfermedades. En las varietales autóctonas se encuentran unos recursos genéticos de gran valor que podrían conducir al desarrollo de nuevos estilos de vino, conseguir una mejor adaptación a los recientes cambios climáticos.

Sus menores requerimientos de insumos externos permite, además, un abaratamiento en los costes de producción.

Tampoco hay que olvidar que variedades autóctonas como lacomo brujideras, mencías, diegos o zalemas permiten obtener vinos diferentes, que recogen y expresan las características locales de suelo, clima y manejo, pudiendo obtener un valor añadido en un mercado tan competitivo como el del vino. Es por eso recomendable mantener las cepas de variedades autóctonas ya existentes e incluirlas en la planificación de nuevas plantaciones.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...