LLAMANOS 34 91 535 89 90

La cata de vino y el comercio del vino

La cata de vino es una forma de apreciar los matices del vino, es un método de trabajo en las bodegas y sobre todo es la promoción del vino por sus cualidades, por eso es tan importante a la hora de comercializar el vino.

Cata de Vino | 2014-09-23 11:57:52


La cata de vinos es un argumento fundamental en el comercio del vino. De un modo sencillo el cliente demanda un vino por su cata.

Esta línea sería normal y permitiría ajustes de calidad por precio y comercio, pero otros factores intervienen:

1. Cultura enológica.

2. Excedentes. En el mundo se consumen 200 millones de Hls. y se producen 300.

3. Carácter de vino como artículo no de primera necesidad.

4. Dominio de la propaganda por medios de información masiva.

Esto ha propiciado que el comercio del vino de ser un sistema ramificado tienda a constituirse en una conexión coyuntural.

Las bodegas antiguas se han desarrollado mediante una estructura ramificada de la viña a varias bodegas, cada bodega varios distribuidores zonales y cada distribuidor zonal varios locales a los cuales acude el consumidor en base a sus necesidades y cultura enológica que, en gran parte, a falta de conocimientos profundos es el complejo concepto de prestigio que le confiere la bodega en lo cual un componente importante es la antigüedad y carácter familiar. Y él habita en un tipo de vino.

Después ha habido una revolución intentando destruir este sistema procurando llevar el comercio del vino al esquema de intermediarios o asentadores como carne, pescado, hortalizas, etc., pero mediante esquemas diferentes a los mercados que son, ante todo, expresión concreta de volúmenes pasando a operar sobre la información.

Se han creado órganos de información del consumidor de vinos teóricamente asépticos que usan la cata como instrumento para establecer categorías de calidad e informar profundamente de ello, rompiendo el sistema ramificado e induciendo al consumidor en determinado sentido.

Este modo podría ser eficaz si fuera honesta en todos los casos, pero tales sistemas de información y de concesión de placas, medallas y diplomas suele estar vinculado a comercio de vino, siendo por lo tanto cata argumentada por "juez y parte".

Por tales razones los técnicos que hacen el vino han de intentar ser expertos valoradores de su esfuerzo y no permitir que tan sólo sea evaluado por sistemas de azar mercurial. Y ocurre que precisamente quien analiza el vino, si paralelamente cata ese vino, puede constituirse, al relacionar datos, en el más cualificado catador

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...