LLAMANOS 34 91 535 89 90

La cata de vinos de Calatayud.

Cuando se pretende generalizar se corre el riesgo de quedarse en la superficie sin profundizar en los detalles.

Denominaciones | 2015-10-14 12:36:10


Dar una explicación en breves líneas de cómo son los vinos de una D.O. tan variada como la de Calatayud resulta muy complicada, simplemente porque tiene una gran diversidad de suelos y microclimas que dan lugar a numerosos matices.

Cata de vino Blanco

Mayoritariamente son de la variedad macabeo, muy extendida en valle del Ebro y perfectamente adaptada a las condiciones edafoclimáticas de la D.O. Calatayud. Los vinos destacan por su frutosidad, pincipalmente de manzana y pomelo, y la frescura que les acompaña por la acidez, adquiere relevancia en los vinos que proceden de viñas del eje de la ribota en la margen izquierda del rio Jalón. La variedad Garnacha blanca siempre ha tenido cierta presencia en los viñedos de Calatayud, pero la macabeo la ha dominado por su mejor productividad ya que no padece el problema del “corrimiento” como ella. Sus vinos son de gran originalidad y últimamente algunos productores han apostado por esta variedad con nuevas plantaciones. Como se ve, los vinos blancos tan solo representan el 8% de la producción total.

 Cata de vino Rosado.

Habitualmente son vinos elaborados con uvas de Garnacha tinta, de  ligero color rosa fresa y aromas varietales, que en Calatayud se expresan con notas importantes de pétalo de rosa, acompañados de frutos rojos, como frambuesa. En general son vinos intensos en el paladar, amables y frescos, e igual que ocurre con los blancos, los rosados procedentes de uvas de la margen izquierda del rio Jalón resultan más frescos por su mayor acidez, en cambio los de la margen derecha tienen un mayor carácter floral.

Cata de vino Tinto.

Los vinos tintos de Garnacha representan la esencia de la D.o. Calatayud. Presentan colores cereza de media intensidad, aromas varietales de frutas negras, moras y grosellas, y destaca el carácter especiado de canela y clavo, así como la mineralidad o aroma mineral. Sobresale su equilibrio debido a la frescura que proporciona la acidez tartárica, y son amables, carnosos y amplios en el paso de boca. en los vinos tintos se expresa con contundencia el efecto “terroir”, dado que la exigencia de una maduración más completa y la presencia de compuestos polifenólicos, hacen que las condiciones edafoclimáticas adquieran mayor relevancia en las características de los vinos tintos. Así en la D.O. Calatayud, y en concreto en los vinos tintos de Garnacha, se observa de forma general los factores comentados. en general, los vinos tintos que proceden de formaciones pizarrosas y cuarcíticas del Cámbrico se caracterizan por tener mayor mineralidad y especias en sus aromas, mientras que los del mioceno con mayor contenido de arcillas en los suelos muestran mayor frutosidad.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...