LLAMANOS 34 91 535 89 90

La consideración del vino como producto turístico y cultural.

Existen ciertos productos y servicios, como la gastronomía, portadores de la cultura local, que se convierten frecuentemente en parte del atractivo turístico de una región.

Cultura del Vino | 2015-09-15 12:58:35


Esto es particularmente cierto en el caso del vino, producto histórico y cultural por excelencia. Esto ha hecho resurgir del consumo de vino, y especialmente del vino de calidad, que no sólo se explica por la ahora "buena consciencia" derivada del carácter cardiosaludable del producto, sino que también tiene que ver con el renovado interés en la dimensión cultural de los alimentos elaborados con raíces en la tradición popular.

En consecuencia, el vino ha dejado de ser (si alguna vez lo ha sido) considerado meramente una bebida alcohólica con un sabor agradable y se convierte en un producto complejo que ofrece un universo de conocimientos (educación), experiencias (riqueza y complejidad organoléptica), status ("el entendido") y de contribución medioambiental y social (protección paisajística, trascendencia socioeconómica del cultivo para la familia rural).

Al suavizarse la carga negativa del consumo de alcohol en el caso del vino a través de la comunicación de sus propiedades cardiosaludables, y la cultura y tradición a la cual está ligado, esta riqueza de utilidades del vino puede explotarse con mayor facilidad y le permite al vino de calidad alzarse como un producto turístico de primer orden y de la mano de la cultura gastronómica de las diferentes comarcas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...