LLAMANOS 34 91 535 89 90

La cosecha en la do utiel-requena desciende un 31%

La sequía y la marchitez fisiológica producen la bajada de producción en 2014. La calidad de la uva vendimiada este año es óptima, que se ha mantenido sana en todo el ciclo.

Denominaciones | 2014-12-10 13:37:04


El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Utiel-Requena ha recopilado los datos de producción de 2014. La cantidad de uva vendimiada este año es de 152.729.000 kg, un 31% menos que en la campaña anterior. “Los motivos de esta merma han sido la sequía y la marchitez fisiológica que ha afectado a los viñedos de uva Bobal”, afirma el presidente de la DO, José Luis Robredo.

A la escasez de lluvias de este 2014 se le ha sumado la marchitez fisiológica. Este fenómeno deseca total o parcialmente los racimos, y viene provocado por un descenso de temperaturas a 1-3 Cº durante varias noches sucesivas en el periodo que va desde los inicios de la brotación hasta el cuajado de la uva.

Por variedades

En cuanto a las variedades que ocupan mayor superficie de la Denominación de Origen son la Bobal, la Tempranillo, la Macabeo y la Garnacha. La Bobal, autóctona de la zona, representa el 70% de la producción total. Los vinos elaborados con esta uva tienen un color intenso y característico y un índice adecuado de taninos para el envejecimiento. Ofrece tintos intensos de color, con mucho cuerpo y sabores complejos, así como rosados de tonalidades brillantes y muy afrutados.

Por términos municipales

La D.O. Utiel-Requena abarca una superficie inscrita de 34.400 hectáreas con una altitud media de 720 metros. Y abarca nueve términos municipales: Caudete de las Fuentes, Camporrobles, Fuenterrobles, Requena, Siete Aguas, Sinarcas, Utiel, Venta del Moro y Villargordo del Cabriel.

Las tierras y el clima —con rasgos del Mediterráneo, pero con influencias continentales— hacen que los vinos Utiel-Requena sean especiales, sobre todo los tintos y rosados elaborados con la variedad tinta Bobal. La región tiene una ancestral historia vitivinícola de alrededor de 2.500 años, como lo demuestran los importantes yacimientos íberos diseminados por la zona.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...