LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Diputación de Álava estudia medidas urgentes para salvar la vendimia tras el granizo.

El diputado general de Álava, Ramiro González, se acerca a Rioja Alavesa para conocer de primera mano los efectos del granizo y la lluvia de ayer y estar con los afectados.

Actualidad | 2015-09-02 10:12:44


Las tormentas y el granizo que se han cernido encima de la Rioja Alavesa estos días han afectado a las viñas en el peor momento. La diputación, es consciente de la importancia de estos cultivos para la economía local y estudia las medidas a tomar.

Poco después de caer la primera tormenta de granizo, responsables políticos y técnicos de la Diputación alavesa se personaron en la zona para conocer las dimensiones de esta primera tromba de agua. Allí, han permanecido hasta la madrugada de hoy analizando los desperfectos, gestionando y siguiendo muy de cerca las labores más urgentes necesarias para restablecer la normalidad en la zona.

El diputado general, Ramiro González, ha querido acercarse esta tarde hasta estas localidades para conocer de cerca las consecuencias de dichas tormentas, tanto en las infraestructuras viarias como en los cultivos, tomar nota de las necesidades que vecinos y viticultores afectados le planteen y dejar patente la cercanía de la Diputación Foral de Álava en estos momentos.

“Técnicos forales, el director de Equilibrio Territorial, Iñaki Guillerna, y el diputado de Agricultura, Eduardo Aguinaco, llevan desde la jornada de ayer en Rioja Alavesa trabajando desde el primer momento en intentar solucionar los problemas y echar una mano”, ha asegurado el diputado general, y ha añadido que que “yo he venido para conocer in situ la situación. Estoy al tanto desde ayer de lo que está ocurriendo. He hablado con agricultores, representantes del sector y alcaldes y, desde luego, hay medidas que hay que tomar de manera inmediata, tales como la restauración de los caminos rurales, que se han visto afectados por desprendimientos debidos al agua, de cara a la ya casi inminente vendimia”, ha concluido Ramiro González.

Los daños en el viñedo, ha indicado la Diputación, aún no están valorados. Se trabaja en ello, aunque es complicado porque el granizo afectó a parcelas en diferentes localidades y de muy distinta forma. Es evidente que hay merma de uva y que muchos otros frutos han quedado dañados, hasta el punto de que algunos viticultores se preguntan si merece la pena acometer la vendimia en las próximas semanas, como estaría previsto. La uva todavía no ha alcanzado su grado de maduración óptimo. 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...