LLAMANOS 34 91 535 89 90

La diversidad es el mayor potencial de la Denominación de Origen de los vinos Monterrei

Luis Gutiérrez destacó el potencial de los vinos de Monterrei, una denominación de origen en progresión en la que identifica como principal virtud la diversidad.

Actualidad | 2014-10-16 09:29:57


El catador de Robert Parker en España, Luis Gutiérrez, visitó esta mañana la sede de la  Denominación de Origen Monterrei, poniendo punto y final al recorrido que ha realizado en los últimos días por las cinco denominaciones de origen de vino gallegas.

Transcurridos quince meses desde su primera visita a la D.O. Monterrei  como responsable de cata de los vinos españoles para la revista norteamerica “The Wine Advocate”, Gutiérrez regresa a nuestra región para valorar de primera mano su evolución. Para ello reunió en cata un total de 24 vinos, once blancos y trece tintos, todos ellos procedentes de siete de las veinticuatro bodegas que actualmente acoge la Denominación de Origen Monterrei.

En sus declaraciones, una vez finalizado el análisis sensorial, Luis Gutiérrez destacó como una de las principales virtudes de la Denominación de Origen su diversidad, al incluir en su marco geográfico viñedos ubicados en fondo de valle, laderas e incluso en montaña. Lo que sumado a las doce variedades de uva cultivadas y a las diferentes elaboraciones, resulta en una gran riqueza de tipologías de producto, fiel reflejo de una diversidad ya expresada en la propia viña.

Señalaba además que Monterrei debe buscar su camino, aquellas características que lo diferencian y hacen único. A lo que añadía: “es preciso trabajar sobre esta riqueza y delimitar el carácter de las diferentes zonas de producción”…”pero esto es un proceso a largo plazo, un reto de futuro”.  “El potencial está ahí, pues ya tenemos ejemplos de grandes vinos blancos y tintos en la denominación de origen”- afirmaba.

En la cata pudo analizar además las diferentes cosechas, el trabajo de las bodegas y la proyección en los vinos de aspectos fundamentales como los meteorológicos, pues “el vino debe cambiar año a año, expresar de dónde viene y la añada en la que fue cosechado”. Así calificó los vinos de 2011 como maduros y cálidos,  los de 2012 como frescos y equilibrados, y destacó el carácter atlántico de la cosecha 2013 en Monterrei.

Las conclusiones de esta cata saldrán a la luz el próximo mes de diciembre, en el que el periodista dedicará un artículo a los vinos gallegos de calidad.

Se despidió con una visita anunciada para dentro de quince meses, en la que el catador espera poder incorporar nuevas marcas a la cata, ampliando el abanico de bodegas representadas.  

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...