LLAMANOS 34 91 535 89 90

La D.O de vinos Calatayud cumple 25 años.

La Denominación de Origen Calatayud celebra el 25º aniversario de su creación y se trata sin duda de un ejemplo de cómo el trabajo bien hecho y sostenido a lo largo del tiempo siempre da buenos resultados.

Denominaciones | 2015-09-16 17:23:28


La primera referencia escrita sobre la gran calidad de los vinos  de la Comarca se remonta al siglo I y su autor es Marco Valerio  Marcial, historiador que nació en la ciudad romana de Bílbilis.

Bílbilis Augusta fue una ciudad floreciente en su época y en  sus cercanías los árabes fundaron la actual Calatayud. Los  romanos desarrollaron la vid, los musulmanes la abandonaron  y los cristianos volvieron a destacar su importancia durante la  reconquista como cultivo colonizador.

A finales del siglo XII los monjes del Cister promovieron la  plantación de la vid en esta zona y fundaron el Monasterio de  Piedra, y sus bodegas dan fe de la importancia de la vid en las  tierras de su entorno.

Con la llegada de la filoxera a Francia los viñedos se extendieron  hasta superar las 44.000 ha. Sin duda las buenas comunicaciones  ferroviarias de Calatayud favorecían las exportaciones de vino y,  en consecuencia, el cultivo de la vid.

En la década de los años 60 los viticultores se unen y crean las  cooperativas. Posteriormente viendo la calidad de los vinos  elaborados, los bodegueros solicitaron la creación de esta  Denominación de Origen hasta su ratificación en 1990.

Integrada en el Sistema Ibérico la D.O. se divide en tres unidades  claramente diferenciadas: el interior de la fosa central, un ramal  montañosos oriental que parte del Moncayo y lo forman las  sierras de la Virgen, Vicort y Algairen y otro ramal occidental  con los montes de Ateca y sierra de Pardos. Se trata de un lugar  privilegiado por sus comunicaciones, a una distancia de 89 km  de Zaragoza.

Desde el punto de vista geomorfológico, la cuenca de Calatayud  es una reproducción en miniatura de la cuenca del Ebro con tres  unidades diferenciadas: las sierras exteriores, el interior de la fosa y el piedemonte. Se trata de una zona de complicada orografía,  situada en las estribaciones del Moncayo y caracterizada por  una compleja red hidrográfica formada por diversos afluentes  del río Ebro, como el Jalón, Jiloca y otros menores. Los viñedos  descienden por las laderas de las sierras, con altitudes que  oscilan entre los 550 y los 1.040 metros.

En la D.O.P Calatayud se cultivan variedades tintas como son  la Garnacha, Tempranillo, Syrah, Mazuela, Merlot, Cabernet  Sauvignon, Bobal y Monastrell, y entre las variedades blancas  destacan la Viura, Garnacha blanca, Malvasía, Chardonnay,  Gewurtraiminer y Sauvignon Blanc. Las variedades tintas  suponen un 92% frente a las variedades blancas, que  representan el 8% de la superficie total (3.200 has).

Pero la verdadera estrella es la Garnacha, con plantaciones que superan en muchos casos los 50 años de edad y que en la zona se denominan ”viñas viejas”. la adaptación de esta variedad en la zona es perfecta y de ahí su preponderancia respecto al resto de variedades. la garnacha es una variedad agreste en muchos casos injertada sobre rupestris de lot y más recientemente sobre ritchtter 110.la mayor parte de nuestros viñedos de garnachas se encuentra ubicado en zonas de altura, (la zona de viñedos más alta de aragón), en terrenos con elevada pendiente y de muy difícil mecanización, realizándose la mayoría de las labores de cultivo de forma manual.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...