LLAMANOS 34 91 535 89 90

La D.O del Bierzo y su plan de acción para recuperar su esplendor de comarca vitivinícola.

El banco de tierras recupera 37 hectáreas de viñedo viejo y 107 parcelas. Cacabelos, Arganza, Villafranca o Ponferrada son algunos de los municipios en los que la campaña ha logrado frenar la pérdida de viñedo productivo.

Denominaciones | 2016-03-16 11:13:02


El Banco de Tierras del Bierzo ha recuperado 37 hectáreas de viñedo viejo (107 parcelas de viñedo) como resultado de la campaña que han llevado a cabo desde octubre de 2015 el Consejo Comarcal del Bierzo y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo para evitar el abandono de viñas en producción e incentivar la plantación de más superficie.

La iniciativa, puesta en marcha con el compromiso conjunto de velar y valorizar el patrimonio vitícola del Bierzo arraigado durante siglos, ha permitido, desde que comenzara a funcionar el Banco de Tierras en 2013, adjudicar un total de 256 parcelas y 81 hectáreas de viñedo. Así lo han explicado hoy el presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, y la presidenta del Consejo Regulador, Misericordia Bello.

Las parcelas adjudicadas se ubican principalmente en los municipios de Cacabelos, Arganza, Villafranca, Camponaraya, Ponferrada, Carracedelo, Cabañas Raras, Priaranza y Toral de los Vados. En todos los casos, los contratos se han formalizado como cesiones de uso en precario, lo que significa que el arrendatario no tiene que hacer frente a ningún pago, tan solo e compromete al cuidado y mantenimiento de la viña.

Principalmente, esta colaboración consiste en que el Banco de Tierras comunica al Consejo Regulador las parcelas recuperadas para promover su inclusión en la DO Bierzo y facilitar la tramitación de los cambios de titularidad de las tarjetas vitivinícolas. Por su parte, la DO proporciona información sobre el Banco de Tierras a aquellas personas que quieran darse de baja y ofrecerles la alternativa de que sus viñedos puedan seguir siendo productivos.

La gran preocupación del propietario de viñedo en producción es que su plantación pueda quedar abandonada después del trabajo de tantos años (en muchos de estos casos se trata de viñas de más de 50 años). Con la iniciativa puesta en marcha, el propietario tiene la tranquilidad de que su propiedad está protegida. A la finalización del contrato recupera su terreno en perfecto estado de uso, decidiendo si quiere prorrogar ese contrato, formalizar uno nuevo, o la decisión que estime conveniente sobre sus viñas.

Además, el Banco de Tierras del Bierzo garantiza que todos los adjudicatarios son personas con experiencia en el sector y los servicios técnicos agrónomos inspeccionan periódicamente cada parcela e informan del estado de las viñas a lo largo de toda la duración del contrato.

Este modelo de campaña orientada a paliar la pérdida de viñedo productivo está sirviendo de ejemplo para otras Denominaciones de Origen, como la de Cigales, cuyos responsables visitaron hace unos días la sede de la DO Bierzo para interesarse por la iniciativa.

Por otro lado, los positivos resultados de la cooperación entre el Banco de Tierras del Bierzo y la DO Bierzo llevan a ambas entidades a programar nuevas actuaciones conjuntas, como el desarrollo de jornadas informativas o en próximos días la impartición de un curso de viticultura y poda.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...