LLAMANOS 34 91 535 89 90

La D.O Rioja Calificada aprueba las “Normas de Campaña para la vendimia 2014”

La Denominación de Origen Calificada de la Rioja debe mantener un eficaz sistema de control para garantizar la calidad de las uvas y vinos de la denominación. Te contamos cuales son algunos de estos controles.

Producción de Vino | 2014-07-14 13:35:23


La Denominación de Origen Calificada de la Rioja goza de prestigio mundial por la calidad de sus vinos. Mantener este grado de calidad requiere que exista un riguroso control así como una gran inversión en recursos técnicos y humanos. Con este objetivo, el Consejo regulador de la D.O Calificada de la Rioja aprueba las Normas de Campaña’ para la vendimia 2014.

Entre los controles más importantes que se establecen, existe por ejemplo una fijación de los rendimientos máximos de producción de uva por hectárea y se toma de acuerdo a las circunstancias de cada campaña. Para esta próxima vendimia 2014 se ha establecido un rendimiento máximo amparable de 6.825 Kg. por hectárea para variedades tintas y de 9.900 Kg. por hectárea para variedades blancas.

La decisión es tomada por votación en el Pleno del Consejo. En lo que se refiere al rendimiento de transformación uva-vino en las elaboraciones, para esta campaña se ha autorizado un máximo del 70% (70 litros de vino por cada 100 Kg. de uva), manteniéndose en este caso el mismo criterio de años anteriores.

En el caso de las variedades tintas, el límite máximo de uva que se podrá entregar en bodega esta campaña en función de la evolución de las condiciones climatológicas se ha fijado en un 5% adicional (325 Kg. hectárea) sobre los rendimientos máximos amparables, aunque el vino elaborado con dicha uva no será amparado por la D.O. y deberá retirarse de las bodegas en el plazo máximo marcado por el Consejo.

La aprobación por amplio consenso de las medidas de contención de la producción con criterios de calidad responde a la política asumida por el sector como uno de los principales ejes estratégicos del modelo de denominación.

Las bodegas que elaboran vino tienen que comunicarlo al Consejo con antelación, indicando la fecha de inicio de recogida de uvas, así como los puntos o lugares donde ésta se efectúe e incluso el horario de recepción, ya que toda la uva debe pesarse en presencia del vigilante del Consejo. Una vez finalizada la vendimia, las firmas comerciales elaboradoras remiten al Consejo la relación nominal de los vendedores de uva y datos de cosecha. Cabe reseñar que los vendedores del Consejo controlan los traslados de uvas y vigilan las zonas limítrofes de la Denominación, ya que no está permitido introducir en las bodegas de Rioja uvas de viñedos no inscritos en la Denominación.

Otros controles de calidad también son establecidos por las normas, como es el caso de la graduación alcohólica mínima.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...