LLAMANOS 34 91 535 89 90

La D.O Terra alta comienza una vendimia marcada por una calidad excepcional.

La Denominación de Origen Terra Alta ha comenzado la vendimia esta semana, con un retraso de casi 10 días respecto al año pasado.

Denominaciones | 2016-09-02 12:38:47


Las previsiones rondan los 35-36 millones de kilos de uva, una cifra que representa la media de los últimos 10 años, pese a ser inferior a la de 2015, año en que la producción fue especialmente importante. La sequía que está sufriendo la comarca desde hace meses y el mal cuajado de alguna partida de Garnacha blanca y negra, las variedades más representativas de la DOTA, son los principales motivos de este descenso en la producción. El presidente de la DO Terra Alta, Joan Arrufí, valora la campaña como excelente: “El cuajado de la uva de las garnachas tanto blancas como negras este año ha sido un poco más claro, por lo que la cantidad de kilos de garnacha por cepa será más bajo, más homogéneo, y por tanto la calidad será superior”.

Precisamente la sequía es también la que ha garantizado la calidad excepcional de la mayor parte de la uva, ya que las viñas viejas y sobre todo de variedades autóctonas están acostumbradas a esta falta de agua. Por otra parte, las partidas más frescas y el riego de apoyo, un elemento clave para la buena maduración de la uva durante esta campaña, han ayudado a que la mayor parte de las viñas hayan llegado a la cosecha con una calidad excelente.

La vendimia ha arrancado con la cosecha de la Garnacha blanca y la Macabeo. Después de las variedades blancas vendrán la Parellada, la Garnacha negra y la peluda. La última de las variedades en ser cosechada será la Cariñena. En el caso de la Garnacha blanca, que en la Terra Alta se cosecha cuando llega a un mínimo de 12 grados, hay parcelas en las que la vendimia se hace en dos fases. En esta primera fase se busca la acidez y el frescor de la uva. Más adelante se llevará a cabo la segunda, en la que el objetivo será aportar volumen, untuosidad, estructura y complejidad aromática y gustativa.

Con la vendimia de este año, la DO Terra Alta consolida la Garnacha como la variedad dominante -ya en 2015 supuso la mitad de la cosecha (22 millones de kilos)- repartida a partes iguales entre blanca y negra. Las cifras reafirman la apuesta de los productores por el hecho diferencial de esta DO, que cuenta con un distintivo específico: Terra Alta, Garnacha Blanca 100%. Y es que en la comarca se produce el 90% de la Garnacha blanca catalana, el 75% de la española y el 33% de la mundial.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...