LLAMANOS 34 91 535 89 90

La etiqueta del vino, más que imagen.

La etiqueta de un vino es su carnet de identidad, su más fidedigna carta de presentación y refleja la personalidad de la bodega o del cosechero.

Cultura del Vino | 2016-08-22 14:17:52


La etiqueta del vino es importante, pues no solo es meramente diseño y marketing, si no que debe reflejar la filosofía del vino, de la bodega y además no sólo informa del contenido de la botella, sino que constituye un indispensable elemento de comunicación entre el bodeguero y sus clientes potenciales.

En la Unión Europea, las etiquetas deben informar de la procedencia del vino, la Denominación de Origen, la graduación alcohólica, la añada, volumen de contenido, identificación y localización de la bodega. Muchos productores introducen en la etiqueta o contraetiqueta comentarios sobre la elaboración del vino, las variedades de uva empleadas, notas de cata, etc.

Todas las informaciones que aparecen en el etiquetado son suceptibles de ser controladas por los organismos competentes. La incorporación de la añada, por ejemplo, en teoría permite verificar la cosecha de ese vino y evitar el fraude de que una excelente cosecha siga apareciendo en el mercado una vez agotada.

El uso de la etiqueta comenzó en el siglo XVII y, aunque no hay una reglamentación internacional que exija que las bodegas de todo el mundo brinden la misma información, a continuación se enumeran algunos de los elementos que generalmente aparecen en las etiquetas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...