LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Extremadura vitivinícola. La tradición de las Tierras de vinos de Extremadura.

La comunidad autónoma de Extremadura ha dedicado, a lo largo de su historia, una parte importante de su actividad económica a la elaboración de vinos.

Cultura del Vino | 2015-09-07 12:27:37


Si bien la calidad de los mismos no fue reconocida oficialmente hasta el año 1987, esta región ya figuraba como una de las más conocidas de España en materia vitivinícola, situada a la altura de Rioja o Jerez en el primer Estatuto del Vino del año 1932. En los últimos 30 años, los vinos de Extremadura han conseguido ser reconocidos con la constitución del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana y con la marca `Vino de la Tierra de Extermadura´, dependiente de la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura.

La historia del vino de Extremadura cuenta con una de las referencias más antiguas de toda la península ibérica, el kylix de Medellín, una vasija utilizada probablemente en los rituales funerarios que data del año 550 a.C. Sin embargo, es el mosaico hallado en la Casa del Anfiteatro de la antigua ciudad romana de Emerita Augusta, la prueba más clara de la importancia del cultivo de la vid y la elaboración de vino en la zona durante los primeros siglos del primer milenio. Una tradición que continuó durante la Alta Edad Media, tal y como demuestra el Fuero de Plasencia, decretado por el rey Alfonso VIII, en el que de los 700 artículos, 30 se refieren al vino.

Ya en el siglo XVI, los vinos de Extremadura son famosos por la rigurosidad de su proceso de elaboración – tal y como afirman documentos encontrados en el Monasterio de Santa María de Guadalupe – y continúa la expansión del cultivo de la vid hasta bien entrado el siglo XIX. Como en otras muchas regiones españolas, las sucesivas plagas de oidio, filoxera y mildiu, así como la contienda civil de 1936 supusieron un importante retroceso en el sector vitivinícola. Debacle de la que esta zona se recuperó sin grandes dificultades dada la importante extensión de viñedos con la que contaba a principios de siglo: 47.450 hectáreas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...