LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Feria Nacional del Vino se reinventa en 2017.

La novena edición de la Feria Nacional del Vino tendrá lugar del 9 al 11 de mayo en el pabellón de Muestras y Exposiciones de Ciudad Real con el decidido y asentado espíritu de fortalecer la cultura del vino e incrementar el consumo interno.

Cultura del Vino | 2017-04-21 10:03:12


La Feria Nacional del Vino se reinventa en 2017.

La novena edición de la Feria Nacional del Vino tendrá lugar del 9 al 11 de mayo en el pabellón de Muestras y Exposiciones de Ciudad Real con el decidido y asentado espíritu de fortalecer la cultura del vino e incrementar el consumo interno.

La feria se supera y hace historia de nuevo, porque antes de empezar ya se ha constatado un incremento de expositores y compradores con respecto a ediciones anteriores. Así lo ha remarcado esta mañana durante la presentación oficial de FENAVIN el presidente de la Diputación y de la feria, José Manuel Caballero, quien ha estado acompañado por el director y el coordinador institucional del evento, Manuel Juliá y Gonzalo Redondo, respectivamente.

Caballero ha dicho que en el principal viñedo del mundo, porque el 14 por ciento del cultivo se concentra en Castilla-La Mancha y la mayor producción de hectáreas en Ciudad Real, “somos conscientes de la importancia que tiene para nuestra tierra el sector del vino, puesto que tiene que ver con nuestra historia, nuestra cultura y nuestra vida. Por eso se entiende perfectamente que FENAVIN naciera, creciera y se desarrollara en Ciudad Real. En 2017 la feria se reinventa creciendo también en extensión con 31.271 metros cuadrados en ocho pabellones, uno más denominado Noé, y vuelve a su esencia monográfica, porque se dedica en exclusividad al vino, pulverizado todos los récords, ya que se darán cita 1.802 bodegas, de las que 411 son de Ciudad Real, 70 Denominaciones de Origen y 17.000 compradores procedentes de 84 países, 14 más que en la edición de 2015”.

Caballero ha comentado, por otro lado, que desde 2001 los vinos de la provincia y de la región han alcanzado un alto grado de internacionalización. Prueba de ello es que entonces las exportaciones sumaban 99 millones de euros y en la actualidad el montante se sitúa en 317, lo que supone un incremento del 320 por cien.

El presidente ha explicado, por otro lado, que FENAVIN es un acontecimiento expositivo muy rentable, puesto que revierte 5'55 por cada euro de inversión pública. Y ha afirmado que el retorno económico asciende a 40 millones de euros de un presupuesto de 2'5 millones de euros, incluyendo FENAVIN Contact, celebrada en junio de 2016. “No hay política que genere un favor tan grande al sector del vino”, ha dicho el presidente de la institución provincial para recordar, a continuación, que “aquí se viene a vender y a comprar, que es lo que le da valor a la feria”.

En este sentido ha indicado que se darán cita en Ciudad Real siete de los diez grandes grupos elaboradores de vino del país como García Carrión, Félix Solís, Freixenet y Grandes Pagos de España, entre otros. Pero también pequeñas bodegas de producción limitada y cooperativas cuyos socios son agricultores. De ahí que haya apreciado la condición igualadora de FENAVIN, donde todos los expositores tienen acceso al negocio en igualdad de condiciones en la Galería del Vino, la mayor sala de catas del mundo con más referencias de calidad que permite conocer tendencias. Caballero ha adelantado, a este respecto, el auge de los vinos espumosos y de los ecológicos.

Caballero ha explicado, asimismo, que todos los expositores pueden utilizar también en términos de igualdad el buscador y el centro de negocio, dos herramientas que confieren a FENAVIN la cualidad de una feria moderna que utiliza las nuevas tecnologías para vender vino y que van a permitir superar los 300.000 contactos comerciales a razón de 17 por expositor durante tres días.

En otro orden de cosas, el presidente de la feria ha dicho que la principal finalidad es vender vino, pero también ha destacado que se ha trabajado por primera vez la promoción de la cultura del vino llevando la feria a los pueblos de la provincia. Se pretende incentivar el consumo moderado de vino entre diferentes colectivos como el femenino. Se espera, además, prestigiar el mundo del vino añadiendo nuevos conceptos, relaciones y sinergias.

 Por eso se han programado 86 actividades en las que participan 170 ponentes acreditados en el panorama nacional e internacional. Son los mejores del momento en lo que se refiere a la especialización en el mundo del vino. Todo ello ha sido posible, en palabras de Caballero, gracias al buen trabajo de la organización de FENAVIN, con su director, Manuel Juliá, a la cabeza, y con el vicepresidente Gonzalo Redondo como coordinador institucional. También ha agradecido el apoyo de los dos grupos políticos representados en la Corporación provincial, sobre todo al de la oposición, por lo que ha mencionado a las dos personas que han ostentado la portavocía en el presente mandato, Antonio Lucas-Torres y Adrián Fernández. Hasta la fecha, según ha indicado, han apoyado al Equipo de Gobierno en todo lo que ha tenido que ver con la feria.

 Del mismo modo, ha destacado el apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, representada esta mañana por la delegada en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo. “Lo que importa no es el apoyo económico, sino el institucional, que no pongan zancadillas, sino que impulsen y apoyen la feria”, ha asegurado Caballero, quien ha recordado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, antes de acceder a su cargo ya anunció su apoyo sin reservas a la feria. Con posterioridad, a preguntas de los periodistas ha reconocido que le hubiera gustado una mayor implicación de los ministerios de Agricultura y Economía.

La novena edición de la Feria Nacional del Vino tendrá lugar del 9 al 11 de mayo en el pabellón de Muestras y Exposiciones de Ciudad Real con el decidido y asentado espíritu de fortalecer la cultura del vino e incrementar el consumo interno.

La feria se supera y hace historia de nuevo, porque antes de empezar ya se ha constatado un incremento de expositores y compradores con respecto a ediciones anteriores. Así lo ha remarcado esta mañana durante la presentación oficial de FENAVIN el presidente de la Diputación y de la feria, José Manuel Caballero, quien ha estado acompañado por el director y el coordinador institucional del evento, Manuel Juliá y Gonzalo Redondo, respectivamente.

Caballero ha dicho que en el principal viñedo del mundo, porque el 14 por ciento del cultivo se concentra en Castilla-La Mancha y la mayor producción de hectáreas en Ciudad Real, “somos conscientes de la importancia que tiene para nuestra tierra el sector del vino, puesto que tiene que ver con nuestra historia, nuestra cultura y nuestra vida. Por eso se entiende perfectamente que FENAVIN naciera, creciera y se desarrollara en Ciudad Real. En 2017 la feria se reinventa creciendo también en extensión con 31.271 metros cuadrados en ocho pabellones, uno más denominado Noé, y vuelve a su esencia monográfica, porque se dedica en exclusividad al vino, pulverizado todos los récords, ya que se darán cita 1.802 bodegas, de las que 411 son de Ciudad Real, 70 Denominaciones de Origen y 17.000 compradores procedentes de 84 países, 14 más que en la edición de 2015”.

Caballero ha comentado, por otro lado, que desde 2001 los vinos de la provincia y de la región han alcanzado un alto grado de internacionalización. Prueba de ello es que entonces las exportaciones sumaban 99 millones de euros y en la actualidad el montante se sitúa en 317, lo que supone un incremento del 320 por cien.

El presidente ha explicado, por otro lado, que FENAVIN es un acontecimiento expositivo muy rentable, puesto que revierte 5'55 por cada euro de inversión pública. Y ha afirmado que el retorno económico asciende a 40 millones de euros de un presupuesto de 2'5 millones de euros, incluyendo FENAVIN Contact, celebrada en junio de 2016. “No hay política que genere un favor tan grande al sector del vino”, ha dicho el presidente de la institución provincial para recordar, a continuación, que “aquí se viene a vender y a comprar, que es lo que le da valor a la feria”.

En este sentido ha indicado que se darán cita en Ciudad Real siete de los diez grandes grupos elaboradores de vino del país como García Carrión, Félix Solís, Freixenet y Grandes Pagos de España, entre otros. Pero también pequeñas bodegas de producción limitada y cooperativas cuyos socios son agricultores. De ahí que haya apreciado la condición igualadora de FENAVIN, donde todos los expositores tienen acceso al negocio en igualdad de condiciones en la Galería del Vino, la mayor sala de catas del mundo con más referencias de calidad que permite conocer tendencias. Caballero ha adelantado, a este respecto, el auge de los vinos espumosos y de los ecológicos.

Caballero ha explicado, asimismo, que todos los expositores pueden utilizar también en términos de igualdad el buscador y el centro de negocio, dos herramientas que confieren a FENAVIN la cualidad de una feria moderna que utiliza las nuevas tecnologías para vender vino y que van a permitir superar los 300.000 contactos comerciales a razón de 17 por expositor durante tres días.

En otro orden de cosas, el presidente de la feria ha dicho que la principal finalidad es vender vino, pero también ha destacado que se ha trabajado por primera vez la promoción de la cultura del vino llevando la feria a los pueblos de la provincia. Se pretende incentivar el consumo moderado de vino entre diferentes colectivos como el femenino. Se espera, además, prestigiar el mundo del vino añadiendo nuevos conceptos, relaciones y sinergias.

 Por eso se han programado 86 actividades en las que participan 170 ponentes acreditados en el panorama nacional e internacional. Son los mejores del momento en lo que se refiere a la especialización en el mundo del vino. Todo ello ha sido posible, en palabras de Caballero, gracias al buen trabajo de la organización de FENAVIN, con su director, Manuel Juliá, a la cabeza, y con el vicepresidente Gonzalo Redondo como coordinador institucional. También ha agradecido el apoyo de los dos grupos políticos representados en la Corporación provincial, sobre todo al de la oposición, por lo que ha mencionado a las dos personas que han ostentado la portavocía en el presente mandato, Antonio Lucas-Torres y Adrián Fernández. Hasta la fecha, según ha indicado, han apoyado al Equipo de Gobierno en todo lo que ha tenido que ver con la feria.

 Del mismo modo, ha destacado el apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, representada esta mañana por la delegada en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo. “Lo que importa no es el apoyo económico, sino el institucional, que no pongan zancadillas, sino que impulsen y apoyen la feria”, ha asegurado Caballero, quien ha recordado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, antes de acceder a su cargo ya anunció su apoyo sin reservas a la feria. Con posterioridad, a preguntas de los periodistas ha reconocido que le hubiera gustado una mayor implicación de los ministerios de Agricultura y Economía.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...