LLAMANOS 34 91 535 89 90

La gestión del enoturismo en el Nuevo mundo. California.

La literatura sobre enología y enoturismo distingue de manera habitual dos grupos de países productores. En el “Nuevo Mundo”, las naciones cuya tradición vitivinícola es relativamente reciente, existe una gestión diferente del enoturismo.

Enoturismo | 2015-03-24 11:35:13


En este grupo  del nuevo mundo, encontramos países como Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, Chile, Argentina, México, países de Europa Oriental como Hungría o Moldavia, Sudafrica, etc.

En el desarrollo turístico ha surgido desde los inicios en las regiones vitivinícolas, animadas por las ayudas de sus gobiernos, en pos de una mejor educación del consumidor que finalmente incida en un mayor y mejor consumo de vino. (C. Hall, G. Johnson, N. Macionis, R. Mitchell, L. Sharples, 2000). Se establecen, por tanto, desde los principios de los proyectos, unos criterios empresariales y de gestión del territorio de los que carecen los países del “Viejo Mundo”.

Un ejemplo muy claro de esto lo tenemos en el Valle del Napa en California, ningún otro lugar del mundo se ha extendido este producto turístico a tales niveles, a pesar de tener una industria vitivinícola relativamente nueva. Brown (1981) afirma que los viñedos del Valle de Napa son la segunda atracción más visitada del estado de California, después de Disneyland.

El modelo de enoturismo en Estados Unidos se caracteriza por una fuerte tematización de la zona mediante la señalética, la decoración de establecimientos con motivos alusivos al vino y en general, una gran cantidad de referencias al estilo de vida en las regiones de viñedos. Los hoteles suelen estar rodeados de viñedos y ofrecen catas de vino. La vinotecas, además de vino, venden productos relacionados como cristalería, accesorios, folletos, etc, y en los restaurantes abunda la decoración a base de corchos, etiquetas y botellas en las paredes, además de tener extensas cartas de vino y un personal muy formado en la materia. Quizás si tenga más cercanía con los parques temáticos tan explotados en Norteamérica.

Está claro, que existe un problema de crear turismo de masas vinculados a regiones tradicionales. Pero la intervención y apoyo de las instituciones ha sido vital a la hora de desarrollar un modelo de turismo que no siempre contó con el beneplácito de los viticultures. Estas reticencias se basaban fundamentalmente en el miedo a crear destinos de masas que amenazaran el desarrollo sostenible del entorno. Sin embargo, gracias a estos organismos, se ha logrado implantar un modelo que a día de hoy es referente mundial en el enoturismo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...