LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Gravera, o la confirmación de la biodinámica.

Como si de un poblado galo se tratáse, - situados en la denominación de origen de Costers del Segre-, región dominada por grandes maestros del vino, aparecen ellos, a pies juntillas para demostrarnos cómo es la biodinámica al estilo de nuestros vecinos del norte. Autor: Daniel Hernández.

Historias del Vino | 2016-06-22 11:09:22


Simplemente es una forma de hacer y entender el vino en absoluta armonía con el medio dónde crece la planta, acompañado de una factura impecable que nos dejará sin aliento.  Estamos ante una de las mejores expresiones de terroir, es la prueba fehaciente que la tierra nos devuelve en forma de vino el cariño y respeto que ellos han mostrado a lo largo del ciclo vital de la vid. Sergi e Iván, al frente de su equipo nos obsequian con una gama de vinos, - sus pequeños -, que romperán los conceptos equívocos que por desconocimiento algunos habían depositado sobre la biodinámica aplicada en el viñedo. La certificación Demeter avala su discurso; es el reconocimiento del estricto control de una serie de protocolos, siendo los pioneros de su D.O.  y de los primeros a nivel estatal.

Sobre un suelo de grava, - único en la zona -,sustentan sus creaciones en la Garnatxa, tanto blanca como tinta y la respaldan en ciertas variedades nobles del Loira y Burdeos, nos encontramos con la gama de Ónra y MoltaHonra, sin olvidar L´altre, una Monastrell que os dirá que al final, la tierra decide el camino a seguir, cambiando diametralmente el perfil de esta uva tan cálida. Llama la atención que en una zona tan seca (300mm lluvia anual de media) la planta crezca tan vigorosa y de un color verde exhuberante, parece sacada de otras latitudes.

Sorprenden sus vinos por la combinación de franqueza y profundidad que nos otorgan, - ellos con su humildad te sonreirán -, pero lo cierto es que nos muestran un regristo de matices que nada tienen que envidiar de algunas de las zonas más prestigiosas de Francia. Elegancia y porte, carácter y nervio se conjugan para crear toda la gama Ónra y moltaHonra.

Y cuando parece que llegamos al final del trayecto... concluyen el círculo con sus creaciones más atrevidas y majestuosas. Con la gama La Pell, jugando con unas jóvenes viñas de 125 años y con uvas autóctonas que están siendo catalogadas por el INCAVI (Instituto Catalán del Vino) lanzan unas series numeradas; Saviesa y Puresa.

Poquísimas botellas donde experimentan las fermentaciones y crianzas en diferentes materiales y maderas de otros árboles más allá del roble. Situados en este punto del camino os recomiendo abrir bien la mente para poder afrontar con garantias el trayecto de matices y sabores que os transportarán a entender que la biodinámica es algo más que una simple moda de unos excéntricos con ganas de ser distintos. Son distintos por derecho propio y a mucha "Ónra"! Si queréis saber dónde podeis encontrarlos, hacédmelo saber.

Salud, y hasta el próximo post!


    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...