LLAMANOS 34 91 535 89 90

La importancia de las indicaciones geográficas del Vino en España.

La Ley 25/1970, de 2 de diciembre, del Estatuto del Vino, de la Viña y de los Alcoholes ha sido, según la Sentencia del Tribunal Constitucional 211/1990, de 20 de diciembre, la norma general en materia de indicaciones geográficas en nuestro país.

Legislación del Vino | 2015-06-05 18:50:28


En la materia rige actualmente la Ley 24/2003, de 10 de julio, de la Viña y del Vino. La disposición derogatoria única de ésta última dejó sin efecto -derogó- la citada Ley 25/1970, de 2 de diciembre, del Estatuto de la Viña, del Vino y de los Alcoholes, con la excepción de las normas contenidas ella que fueran relativas a los Consejos Reguladores de los productos agroalimentarios, con denominación de origen, distintos del vino, del vinagre de vino, de los vinos aromatizados, del brandy, del mosto y demás productos derivados de la uva.

El régimen de denominaciones de origen y denominaciones específicas se extendió, en virtud de la Disposición Adicional quinta de aquella Ley de 1970, a aquellos productos agrarios cuya protección de calidad tuviera especial interés económico o social, régimen que el Ministerio de Agricultura extendió también a otros productos agrarios (al aceite de oliva, al queso y al jamón curado - Decreto 3711/1974, de 20 diciembre; a las judías secas, garbanzos y arroz - Real Decreto 972/1982, de 2 de abril; al espárrago - Real Decreto 830/1984, de 11 de abril- a los pimientos - Real Decreto 2671/1985, de 18 de diciembre-; a las carnes frescas y embutidos curados - Real Decreto 1297/1987, de 9 de octubre-; a los productos agroalimentarios obtenidos sin el empleo de productos químicos de síntesis - Real Decreto 759/1988, de 15 de julio-; a la miel, frutos secos y turrones - Real Decreto 251/1990, de 23 de febrero-; a las frutas de hueso, las frutas de pepita, las fresas, los fresones, la chufa y la horchata - Real Decreto 1554/1990, de 30 de noviembre-; a las salazones cárnicas - Real Decreto 729/1993, de 14 de mayo- y, a las berenjenas - Real Decreto 730/1993, de 14 de mayo-. Se elaboraron, además, normas de carácter especial con este objetivo.

La entrada en vigor del Reglamento (CE) nº 2081/1992, sustituido en la actualidad por el Reglamento (CE) nº 510/2006, de 20 de marzo, supuso un importante cambio en la regulación de los Estados miembros de las indicaciones geográficas que utilizaban para identificar este tipo de productos. Su finalidad era sustituir las normas nacionales de los Estados miembros creando un sistema uniforme que favoreciera y facilitara la libre circulación de mercancías.

En España, el desarrollo de este nuevo sistema de protección se produjo a través de la Orden de 25 de enero de 1994, por la que se precisa la correspondencia entre la legislación española y el Reglamento CEE, en materia de denominaciones de origen e indicaciones geográficas de productos agroalimentarios y, actualmente, el Real Decreto 1335/2011, de 3 de octubre, por el que se regula el procedimiento para la tramitación de las solicitudes de inscripción de las denominaciones de origen protegidas y de las indicaciones geográficas protegidas en el registro comunitario y la oposición a ellas.

En la actualidad hay que entender que ya no es necesario distinguir entre denominaciones de origen y denominaciones específicas y que las denominaciones genéricas han desaparecido al no exigir un vínculo geográfico.

Puede decirse que el Reglamento (CE) nº 510/2006 es la norma básica en materia de indicaciones geográficas para productos agroalimentarios.
 

 
    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...