LLAMANOS 34 91 535 89 90

La importancia del sector vitivinícola español.

El sector vitivinícola tiene una gran importancia, debido a su valor económico, social, cultural y medioambiental, tanto en España como en Europa. España es el país con mayor superficie vitícola (15% de la extensión vitícola mundial y 30% del viñedo europeo) y el primer país productor de vino del mundo. Autor: Juan Antonio Blanco Hernáez

Cultura del Vino | 2014-09-08 23:50:43


De hecho, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino, España cuenta con 970.465 hectáreas de viñedo, de las que el 95,4 % se destina a la producción de uva de vinificación. El 33% del viñedo español es de regadío (333.459 ha) y ocupa el 10% de la superficie total agraria a nivel nacional.

El cultivo de la vid en España se extiende por todas las comunidades autónomas. Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (2009), las Comunidades Autónomas más densamente ocupadas por viñedos son La Rioja (9,8%), Castilla la Mancha (7,3%), Murcia (3,65%), la Comunidad Valenciana (3,65%), Navarra (2,64%), Extremadura (2,12%), Cataluña (1,91%), País Vasco (1,68%), Madrid (1,62%) y Canarias (1,17%), seguidas de Aragón (0,98%), Galicia (0,88%), Castilla y León (0,73%), Baleares (0,63%) y Andalucía (0,43%). La superficie que el viñedo ocupa en el total de la superficie cántabra y asturiana es anecdótica.

Teniendo en cuenta sólo la superficie española ocupada por el viñedo, el 51% de ésta se concentra en Castilla la Mancha (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente 2009), seguido por el resto de Comunidades con porcentajes inferiores al 10%. En la D.O.Ca. Rioja se cultivan 61.960 ha de viñedo, y se producen cerca de 255 millones de litros de calidad reconocida.

La gran importancia económica, social y medioambiental del sector vitivinícola, y su despegue, aún mayor si cabe en la última década, han promovido la necesidad de practicar una viticultura más competitiva, obteniendo uva de alta calidad a unos costes de producción sostenibles.

Para ello es necesario disponer de nuevas tecnologías y técnicas de gestión innovadoras. La búsqueda de la innovación permanente, no sólo en el producto, sino en el proceso productivo, será clave para la competitividad del sector vitivinícola español.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...