LLAMANOS 34 91 535 89 90

La importancia del servicio del Vino.

La satisfacción del cliente, del invitado o de nosotros mismos. Un servicio correcto, la satisfacción posterior, es por un cúmulo de pequeños detalles. Autor: Juan José Otamendi

Servicio del Vino | 2014-06-04 13:33:57


Los clientes, la gente en general, han adquirido conocimientos sobre el vino, por lo que se ha vuelto más exigente y valora detalles que antes tenían poca importancia.

Como cualquier empresa, es más importante retener clientes que buscar unos nuevos. De ahí la importancia de que el cliente o nuestro invitado queden lo más satisfechos posible. Incluso los restaurantes turísticos, aunque cambien sus clientes potenciales todas las semanas, no tienen el mismo éxito. Los nuevos clientes vienen frecuentemente por indicación de los que habiendo estado en el establecimiento, transmiten su satisfacción.

El servicio del vino es una parte importante de ese conjunto, máxime si se tiene en cuenta que el vino tiene una considerable incidencia en el total de la factura, por lo que la satisfacción del cliente en la bebida que solicita tiene también su importancia. Si un plato se sirve a temperatura inadecuadamente fría, la calidad de los esfuerzos gastronómicos del cocinero resultan arruinados. Lo mismo sucede cuando se sirve un vino caliente.

Daremos algunos consejos de lo que debe hacerse para obtener esa satisfacción del cliente y, sobre todo, lo que no se debe hacer, para no arruinar nuestra credibilidad.
Evidentemente los restaurantes son de muchas clases, según el mercado potencial al que se dirijan; no es lo mismo uno con 15.000 Pts. de precio medio que otro cuya comida esté en torno a las 2.000. Pero en ambos casos el cliente busca su satisfacción y lo elige previamente en función de la relación precio/calidad. En ambos casos, aunque los medios empleados difieran mucho, el servicio del vino deberá ser correcto; no hay razón para descorchar el vino o servir la copa de manera distinta.

Los consejos sobre el servicio son aplicables a los domicilios particulares, especialmente cuando tenemos invitados. Nosotros somos el Sumiller y nuestro invitado es el cliente. El objetivo es el mismo, la satisfacción de nuestro “ cliente” .

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...