LLAMANOS 34 91 535 89 90

La influencia del clima en la producción de vinos de licor

Aunque hay algunas excepciones que confirman la regla, los vinos de postre se suelen dar en dominios climáticos en los que se da poca lluvia y alta insolación.

Cultura del Vino | 2014-12-29 18:51:15


Dentro de estos dominios climáticos se pueden citar ejemplos bastante conocidos...es el caso de los viñedos de España como en Jerez, en Tarragona, o en Valencia, de Sicilia y de los viñedos del Sur de Italia, de los viñedos de la región de Mendoza en Argentina, o del Norte de Chile de Australia, o de Israel. También está la zona de los V.D.N. franceses (Banyuls, Rivesaltes,.). No hay que insistir más en este aspecto, es sobradamente conocido que un viñedo con pocas precipitaciones y alta insolación proporcionará una materia prima ideal para los vinos de licor, es decir una uva con una elevada riqueza en azúcares.

También es fundamental el clima, pero incidiendo de otra forma, en la elaboración de los famosos y costosos vinos de Sauternes, Tokay, Auslése, etc. En este caso, como ya se sabe, las bayas se van a pasificar por medio de la acción de un hongo, la Botrytis cinérea, lo que requiere unas especiales situaciones de humedad y temperatura en todo el largo proceso de recolección (exige efectuar varias pasadas de vendimia para recoger la uva en el momento óptimo de pasificación). Más adelante se profundizará en estas míticas e interesantísimas elaboraciones.

Por lo tanto el clima va a ser un factor determinante en la elaboración de los vinos de licor, y hasta tal punto es así, que en ciertos países del centro norte de Europa se decía hace algunos años que «...existen ciertos tipos de vino que se obtienen sin fermentación y que presentan un alto grado alcohólico y generalmente también notable graduación glucométrica... son los llamados vinos de postre, también conocidos por vinos del Sur y vinos dulces, según la Ley Vinícola Alemana» (VOGT, E. 1971).

Además de los ya citados hay otros elementos climáticos que tienen notable incidencia, como la afinidad de bastantes viñedos con el litoral.

Es altamente significativa la marcada vocación costera que tienen muchos vinos de licor (Jerez-Manzanilla, Samos, Pantellería, Sicilia, etc.), y ello se debe a la necesaria y en ocasiones imprescindible acción de la brisa del mar, o mejor dicho de una cierta humedad relativa del aire, ya sea para compensar las carencias hidricas del estío, o porque resulte esencial para el proceso de elaboración como ocurre en Jerez-Manzanilla (para permitir la acción de las levaduras fumógenas).

En otros casos determina diferentes calidades, «en el caso de la producción del Marsala es la región costera la que, beneficiándose de un efecto suavizante, obtiene los mejores resultados» (TORRES, P. 1991).

Otro aspecto que no se debe olvidar es la altitud orográfica de la zona del viñedo, que, o bien determina en algunos casos umbrales de viabilidad para la obtención de estos vinos (Rousillon en los V.D.N.), o en otros, una diferenciación cualitativa de los mismos, tan evidente, que se contempla en los reglamentos (Montilla-Moriles, Oporto, Peloponeso, etc.).

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...