LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Monastrell, vino con fuerza mediterránea.

La Monastrell tiene origen en el sureste español. De ahí a través de un puerto más al norte, el puerto de Sagunto, se exportó a Francia También se exportó desde un puerto al norte de Barcelona, a Mataró.

Cultura del Vino | 2017-01-20 10:30:19


La Monastrell requiere veranos largos, secos y calurosos, al ser una variedad de ciclo largo. Esto es, clima mediterráneo. Cuentan los agricultores de la montaña, de la zona de Alcoy, que el año que recogían setas, no vendimiaban la Monastrell, lo que indica septiembres lluviosos. Estas lluvias acabarían pudriendo la Monastrell y/o no completaría su ciclo vegetativo.

El mediterráneo es el reino de esta variedad. Arraigada históricamente y culturalmente, indiscutiblemente adaptada al levante español la variedad Monastrell es la uva mayoritaria en estas tierras y ocupa por ejemplo el (80%) de la DOP Jumilla donde se concentra la mayor extensión de plantación del mundo (20.000 Ha).

No es una variedad fácilmente oxidable cuando las producciones son pequeñas y se tratan los racimos adecuadamente, tanto vendimiando en el momento óptimo, como cuidando la calidad de los mismos, es decir, que lleguen sanos y enteros a la bodega y dentro de ella se traten con cuidado. Es entonces cuando se consiguen unos vinos que pueden competir con cualquier otra variedad

En los años muy calurosos, es capaz de dar vinos con mucha graduación y con un alto nivel de tanino. Así mismo la uva Monastrell es más que capaz de crear vinos de mesa con alto grado de finura, incluso mezclándola con Syrah y Merlot. Su sabor varía notablemente dependiendo de la zona, suele ser silvestre o a madera, con toques suaves de zarzamora.

Conectadas por el entorno, clima, suelo y viticultura, el papel de algunas variedades foráneas con la monastrell no puede ser ignorado, su función como variedades complementarias, permiten conseguir coupages más complejos. Los buenos resultados demostrados por Syrah, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Merlot,..etc., en cuanto a su aporte de compuestos, tanto cuantitativa como cualitativamente, ha quedado demostrada. Esta combinación permite elaborar vinos equilibrados, en búsqueda de delicadeza, vestidos de estructura adecuada, se enriquecen y armonizan, resultan elegantes, de potencia sutil, en algunos casos demuestran un carácter muy atractivo de terruño, son un progreso del que disfrutan los consumidores.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...