LLAMANOS 34 91 535 89 90

La nariz, la herramienta indispensable en la cata de vino.

La tarea integradora que se precisa para crear una experiencia sensorial requiere el concurso de la percepción y la memoria. Y, en el caso de los catadores, el entreno.

Cata de Vino | 2016-02-08 16:29:30


Poder identificar sabores y aromas con sus recuerdos y memoria olfativa, requiere entrenamiento en una cata de vinos. Al final, cuantas más aromas y sabores sepamos relacionar más educados estaremos y más disfrutaremos de un vino. La nariz sigue siendo por ahora una herramienta fiable para detectar las sustancias presentes en un vino.

Es mejor oler el vino con moderación, para evitar el efecto anestésico, y dejar algunos instantes de reposo entre cada inhalación porque los bulbos olfativos se fatigan rápidamente; es decir; se acostumbran en pocos instantes a lo que sienten y la impresión dejada por un olor disminu­ye con el tiempo. Del mismo modo, se recuperan rápidamente cuando se alejan del olor al que se han «adaptado».

1º) Sin mover la copa, lo que también se conoce como “a copa parada” Se huele y se toma una primera impresión que puede ser únicamente agradable o desagradable. También se valora la intensidad aromática que puede ir desde fuerte a débil.

Es recomendable que en la fase olfativa primero se huela el vino sin haber movido la copa para poder apreciar los aromas más sutiles, más fugaces, ya que son los más volátiles. También es la mejor manera de poder determinar posibles defectos u olores extraños sin enmascaramientos. Reconozca los aromas a la primera impresión e intente transmitir lo que evocan: flores, frutas, vegetales, de crianza.

Al introducir la nariz en la copa aspire despacio y profundamente, así las moléculas aromáticas se calientan, volatizan mejor y llegan a los bulbos olfativos.

2º) Se mueve la copa y se valora la persistencia del aroma, es decir lo que dura, la franqueza, que será buena si no hay ningún defecto y por último la calidad aromática , que es el parámetro más importante y complejo y que caracteriza los aromas de forma global, pudiendo ir desde la finura (para los conjuntos más delicados y elegantes) hasta toscos y desagradables.

Si quieres aprender sobre la cata de vinos, informate sobre cursocatadelvino.com

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...