LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Organización Internacional de la Viña y el Vino toma decisiones respecto a la viticultura.

La 15.ª Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), reunida el 2 de junio de 2017 en Sofía (Bulgaria), ha aprobado 22 resoluciones en total. Decisiones relativas a la viticultura y el medio ambiente.

Actualidad | 2017-06-14 13:17:43


Destacamos aquí algunas de las resoluciones relativas a viticultura, medioambiente y enología.

    En el ámbito de la viticultura, la OIV ha aprobado un protocolo de referencia para la selección clonal de variedades de vid (Resolución OIV-VITI 564A-2017) que tiene en cuenta los últimos avances en materia de investigación y técnicas de diagnóstico, así como los distintos criterios aplicados en los Estados miembros de la OIV. Entre otras cuestiones, en el protocolo se define el término clon seleccionado. También se describen las aptitudes para el cultivo de los clones candidatos de variedades de vid, en particular los datos fenológicos, los caracteres de tolerancia y/o factores que influyen en los caracteres de resistencia, los parámetros de rendimiento y los parámetros de calidad.

    Líneas directrices oficiales para el reconocimiento de colecciones de vid a escala internacional (Resolución OIV-VITI 539-2017). En esta resolución se dictan los criterios que deben cumplirse para establecer una norma internacional que armonice los criterios, la utilidad y la eficacia de los recursos genéticos. Las colecciones de vid que satisfagan dichos criterios obtendrán el reconocimiento de la OIV y se incorporarán a la lista de variedades y colecciones de vid de la OIV, publicada en el sitio web de la Organización.

Decisiones relativas a las prácticas enológicas

Se incorporan al Código Internacional de Prácticas Enológicas de la OIV varias resoluciones relativas a nuevas prácticas enológicas, en particular:

    El tratamiento de mostos con sulfato de calcio para los vinos de licor (Resolución OIV-OENO 583 2017). Los objetivos de esta práctica son elaborar vinos de licor equilibrados desde el punto de vista gustativo, favorecer una correcta evolución biológica y una buena conservación del vino de licor y corregir la falta de acidez natural. La dosis no debe superar los 2 g/L de sulfato de calcio, cantidad suficiente para alcanzar el pH adecuado para este tipo de vinificación (3,2). La cantidad de sulfato residual presente en el vino debe ser inferior al límite fijado por la OIV.

    El tratamiento de vinos con fibras vegetales selectivas (Resolución OIV-OENO 582 2017). El objetivo de esta práctica es reducir la cantidad de ocratoxina A en el vino y reducir el número y la cantidad de residuos de productos fitosanitarios detectados en el vino. Las fibras vegetales selectivas se utilizan como coadyuvantes de elaboración y se incorporan durante la filtración por aluvionado continuo o en una placa de filtración. La dosis recomendada se determina en función de la técnica de filtración empleada y no debe exceder los 1,5 kg/m² de superficie de filtración.

    La OIV ha aprobado el tratamiento de mostos con carbonato de potasio para la desacidificación química de mostos (Resolución OIV-OENO 580-2017). Este nuevo coadyuvante de elaboración se incorporará a la lista de productos autorizados para reducir la acidez de titulación y la acidez real.

    El tratamiento de mostos y vinos con levaduras inactivadas con contenido certificado de glutatión (Resoluciones OIV OENO 532 2017 y OIV OENO 533 2017). Los objetivos de estas prácticas son favorecer el metabolismo de las levaduras mediante compuestos nutritivos naturales y reducir la oxidación de ciertos compuestos aromáticos varietales revelados por el metabolismo de la levadura, en particular los tioles, en los mostos y en los vinos. Para evitar cualquier riesgo de reducción y la aparición de sabor a levadura, la dosis de glutatión empleada, administrada directamente o mediante levaduras con contenido certificado de glutatión, no debe exceder de 20 mg/L.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...