LLAMANOS 34 91 535 89 90

La región del Duero que condiciona al vino de Oporto.

La consecución de un producto final genuino que se diferenciase de otros vinos locales, no podía lograrse sin antes delimitar cuales eran las zonas autorizadas para producir lo que ha terminado siendo el vino de Oporto.

Cultura del Vino | 2017-06-29 17:02:22


El marco de producción de los vinos de Oporto es la Región Delimitada del Duero, siendo Vila Nova de Gaia el único lugar que se estableció para criar y expedir los vinos de la denominación (desde 1926 hasta 1979), e incluso actualmente, estando ya permitida la posibilidad de envejecer y embotellar en las bodegas de elaboración, la mayor parte de las firmas mantienen sus históricas instalaciones frente a la ciudad de Porto, con sus tradicionales almacenes y coloristas portadas y continúan realizando la crianza y la expedición en Gaia, coqueta localidad ribereña situada a orillas del Duero y unida a Porto por cuatro puentes, ente los que destaca el de Luis I. La especial climatología de Vila Nova de Gaia, de brisa fresca y ambiente húmedo, es determinante para la crianza del vino.

Los historiadores coinciden en que sin la creación de una denominación de origen controlada y su delimitación territorial, no hubiera sido posible asegurar que los frutos procedieran exclusivamente de las mejores zonas del Douro.

La Región Delimitada del Duero comprende 250.000 ha divididas en tres zonas: Baixo Corgo, Cima Corgo y Douro Superior. Los suelos son en su mayoría pizarrosos, con excelente permeabilidad, resistentes a la erosión, adecuada penetración de las raíces y con una excelente capacidad de retención calórica de día, lo que supone una favorable aportación térmica durante la noche. Junto a la pizarra, el granito está presente en los suelos de la Región, sobre todo en el Douro Superior. La zona del Baixo Corgo, más productiva, incorpora también tierras de aluvión. La composición de estos suelos, con la pizarra como dominante, asegura una vejez favorable de la viñas y contribuye a las calidades de los mostos, autolimitando la producción.

En cuanto al clima, la voz popular consigue expresar sus más representativas características: “Nueve meses de invierno y tres de infierno”. Clima, pues, de grandes contrastes, con los correspondientes matices de cada una de las zonas

Los vinos de Oporto, a través de su propia historia, continúan superándose, tanto en versatilidad como en calidades. Son vinos inimitables, inconfundibles e irreproducibles, debido al conjunto de factores que se han ido agrupando históricamente y que demuestran el afortunado y largo ensamblaje que la cultura vitivinícola del Duero ha dejado en esta región.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...