LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Variedad Lemberger en Alemania

Desde hace años se registra un paulatino pero continuado aumento de las superficies en las que se cultiva esta vid. La variedad está clasificada como “Blauer Limberger”. “Lemberger” y “Blaufränkisch” son sinónimos para vinos alemanes producidos con esta uva.

Vinos del Mundo | 2014-11-20 18:07:49


La Lemberger, de maduración tardía, tiene probablemente sus orígenes en los viñedos del curso inferior del Danubio. En el siglo XIX, una “Sociedad para el Mejoramiento del Vino” del Reino de Wurtemberg dispuso reducir el cultivo de diversas cepas de producción masiva en la región y fomentó la propagación de las mejores variedades, como la Lemberger. El “Lemberger de Wurtemberg” estaba considerado el vino preferido del Presidente Federal alemán Theodor Heuss y se dice que también el

Príncipe Bismarck y Napoleón estimaron mucho esta variedad.

En 2006, el Lemberger se cultivaba en 1.650 hectáreas (1980/85, unas 400 a 500 hectáreas). Esta variedad se planta casi exclusivamente en Wurtemberg, donde tiene una participación del trece por ciento en el total de vides. La uva Lemberger exige un clima cálido y lugares protegidos del viento, ya que echa hojas tempranamente y madura tarde. La vid plantea grandes exigencias al lugar y requerimientos medios al suelo. Crece particularmente bien en fértiles suelos arcillosos de loess y su rendimiento es mediano. Esta especialidad de Wurtemberg alcanza en lugares muy buenos calidades de punta, siendo los vinos muy alabados a nivel internacional.

Los Lemberger se presentan en diversas variantes. Por un lado se producen vinos livianos y frutales; por otro, sobre la base de calidades de cosecha tardía y uvas escogidas, tintos ricos en extractos y taninos. Generalmente, esos vinos son de un rojo oscuro intenso. En nariz presentan un aroma que recuerda a zarzamoras, cerezas, guindas, ciruelas, grosella, uva espinosa, saúco, plátano y cacao, también con notas vegetales, como de judías verdes o pimiento verde. En cuanto a sabor, los tintos se presentan, según el tipo de crianza, con reminiscencias de frutas o con predominancia de taninos, y generalmente con un largo final de boca.

Ocasionalmente, marcado por la crianza en barricas, el Lemberger posee también encanto y calor mediterráneos. El cava Lemberger está considerado una particular rareza.

Los Lemberger ligeros y frutales se adecuan (como el proverbial “cuarto litro” de Wurtemberg) excelentemente para acompañar unos tentempiés o una parrilla estival. Los Lemberger con taninos más acentuados van bien con aves de caza, caza de pelo de intenso sabor, estofados, cordero, rosbif caliente y queso alpino maduro.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...