LLAMANOS 34 91 535 89 90

La Xunta de Galicia compensará perdidas de producción de vino en la Ribera Sacra.

Alberto Núñez Feijóo, avanzó en el Consello una partida de cerca de 600.000 euros para compensar la pérdida de la producción y arreglar diversas infraestructuras relacionadas con el cultivo de la vid que se vieron afectadas

Actualidad | 2016-08-26 10:03:07


Se destinarán también cerca de 100.000 euros para arreglar caminos, muros y otras infraestructuras relacionadas con el cultivo de la vid que se vieron afectadas por este fenómeno atmosférico adverso

Después de evaluar los daños registrados por el granizo en los viñedos de la Ribeira Sacra el pasado 15 de agosto, y dada la situación excepcional, el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó hoy tras la reunión del Consello una partida de cerca de 600.000 euros para compensar la pérdida de la producción y arreglar diversas infraestructuras relacionadas con el cultivo de la vid que se vieron afectadas.

Más al por menor, Feijóo precisó que el Gobierno gallego habilitará una orden específica para compensar la pérdida de la producción con una línea de ayudas de 500.000 euros, de la que se podrán beneficiar aquellos viticultores que no hubieran suscrito ninguna póliza de seguros, siendo la aportación máxima por viticultor de 15.000 euros.

Asimismo, se destinarán cerca de 100.000 euros para arreglar caminos, muros y otras infraestructuras relacionadas con el cultivo de la vid que se vieron afectadas por este fenómeno atmosférico adverso.

El titular de la Xunta abogó por afrontar con la máxima celeridad los daños para que los productores afectados puedan continuar con la actividad lo antes posible. Y recordó que la tormenta de granizo afectó a los viñedos de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, mayoritariamente en el ayuntamiento lugués de Sober y en una parte del de Monforte de Lemos, concretamente, en la subzona de Amandi, tradicionalmente una de las más conocidas de la Ribeira Sacra.

En este sentido, subrayó que los primeros cálculos indican que el área más damnificada abarca alrededor de 70 hectáreas, que fueron prácticamente arrasadas por el granizo caído, afectando a unos 400.000 kilos de uva, según las primeras estimaciones, y con unas pérdidas directas evaluadas de unos 500.000 euros.

“Lo que hicimos, por lo tanto, fue una evaluación inmediata de la situación; trasladamos al Gobierno central la solicitud de declaración de zona afectada por emergencias; solicitamos al Ministerio de Hacienda la reducción de los módulos de estimación objetiva para las explotaciones de las zonas que se vieron afectadas; se urgió la intervención del Agroseguro para aquellas personas que sí tienen póliza y se llevó a cabo una evaluación técnica para incluir la zona afectada en las ayudas de restructuración y reconversión de viñedos”, abundó el presidente de la Xunta, después de precisar que, en este momento, hay 289 propietarios afectados.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...