LLAMANOS 34 91 535 89 90

Laguardia vuelve a buscar la "Mejor nariz" de la Rioja Alavesa.

A partir del 5 de noviembre arrancará una nueva edición del certamen 'La nariz de Rioja Alavesa'.

Concurso Enoturismo 2015 | 2015-10-22 11:12:53


A partir del 5 de Noviembre, a las 20:30 h. y en un establecimiento diferente de Laguardia, tendrán lugar las sesiones del prestigioso concurso “La Nariz de Rioja Alavesa“. Organizado por la Asociación para la Dinamización de Empresas de Laguardia (DELA), la inicitiva animará a los participantes a demostrar sus dotes y capacidades identificando los vinos propuestos en cada sesión guiados únicamente por su olfato, emulando así a los grandes sumilleres.

El concurso no es nada fácil, en pasadas ediciones, los participantes debían diferenciar el tipo de vino que se escondía tras un vaso negro con tan sólo su olfato, nada más y nada menos que 32 vinos de los cuales tenía que diferenciar como mínimo una veintena..

Los participantes asistirán a presentaciones semanales dirigidas por enólogos de bodegas locales, tras las que tendrán que identifiar en copas los vinos de cada sesión guiados únicamente por su olfato, además de disfrutar de interesantes actividades de cata y degustación.

El concurso destaca la importancia de la fase olfativa en la cata de vino, la paciencia, concentración y talento es esencial para disfrutar  de todos los matices aromáticos. El olfato es el sentido más importante en la apreciación y el placer del vino, ya que buena parte de lo que «saboreamos» simplemente se «huele».

Hay que oler el vino antes de hacerlo girar en la copa, a continuación imprimir un movimiento giratorio y aspirar de nuevo justo después, mientras el líquido se detiene. Generalmente se advertirá una notable diferencia entre ambos «golpes de nariz».

Los vinos elaborados a partir de variedades nobles poseen olores característicos: la cabernet sauvignon, por ejemplo, recuerda a la mayoría de los catadores el aroma de la grosella, y la gewürztraminer, al litchi.

La variedad es el primer elemento que se puede intentar identificar con el olfato. Los olores no asociados a las uvas provienen la mayor parte de las veces de las barricas en las que se han criado los vinos (cedro, vainilla o caramelo, por ejemplo). Cuando los catadores inhalan un vino, alternan aspiracio­nes rápidas y profundas, vigorosas y suaves.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...